Analistas 20/02/2019

Diversificación económica, la clave de Cali

Durante los tres últimos años la economía caleña ha venido creciendo a un ritmo más acelerado que la economía nacional, una noticia alentadora que se explica en gran medida por la diversificación del aparato productivo del departamento y de la ciudad, que no dependen de las exportaciones minero energéticas. Esto la consolida como un modelo a seguir en el entorno nacional, más aún cuando importantes organizaciones como la Ocde recomiendan a Colombia diversificar su canasta exportadora y reducir su dependencia del sector petrolero.

En 2018, según el Indicador de Actividad Económica, IMAE Cali, la capital vallecaucana creció 3%; mientras que en 2017 y 2016 el crecimiento económico fue de 2,1% y 2%, respectivamente. A su vez, según el Dane, Colombia en 2017 y 2016 creció 1,8% y 2%, y de acuerdo con estimaciones del Grupo Bancolombia durante 2018 el país habría reportado un crecimiento de 2,6%. Además, la región durante 2016 y 2017 también registró tasas de crecimiento por encima del promedio nacional.

El IMAE Cali es una herramienta innovadora para el seguimiento trimestral del estado de la economía de la ciudad, que permite tener información oportuna y confiable para la toma de decisiones de los agentes económicos: inversionistas, empresarios, sector público, academia y ciudadanos. Cali es la primera ciudad en el país en contar con un indicador como este, gracias al trabajo conjunto de la Alcaldía de Santiago de Cali, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y la Pontificia Universidad Javeriana Cali. En Colombia solamente el Valle del Cauca y Norte de Santander cuentan con un indicador como el IMAE.

Es importante anotar que el cálculo del Producto Interno Bruto (PIB) implica un rezago que impide contar con información oportuna sobre el estado del ciclo económico. De hecho, el PIB departamental, que calcula el Dane, se publica con un rezago de aproximadamente dos años. Por esta razón, la ventaja de un indicador como el IMAE consiste precisamente en brindar información en tiempo real sobre el crecimiento económico.

De acuerdo con las variables que se incluyeron en el IMAE de Cali, los sectores que pueden explicar el buen comportamiento de la economía local en 2018 son: industria que creció 2%, comercio con un aumento de 9%, el sector financiero que creció 2% y el gasto en educación y salud que registró un incremento de 2%. Sobre esto último se resalta que la administración del alcalde Maurice Armitage es la que más recursos ha destinado al sector educación en Cali, con una inversión de $550.000 millones entre 2016 y 2019.

Además, este indicador contempla una variable de la economía creativa, teniendo en cuenta que Cali tiene una fuerte vocación en cultura y creatividad, que se debe a su historia, interculturalidad y el talento en el cine, la danza, la música y el teatro. Ejemplos de ello son la Feria de Cali y el Festival Petronio Álvarez, que juntos mueven más de $460.000 millones al año.

Lo anterior muestra que la economía de Cali ciudad-región ha presentado un buen comportamiento, que se debe al dinamismo de los principales sectores de la ciudad y sobre todo por su estructura productiva. Es por todo esto que la Cali y el Valle del Cauca deben ser punta de lanza en la diversificación económica del país, y más cuando esta región es la puerta de conexión con Asia - Pacífico.