Analistas

BAM 10 años

GUARDAR

Andrés Corredor O.

Bogotá Audiovisual Market (BAM) celebró su décima edición con Italia como país invitado. Desde su planeación de programas se ha consolidado como uno de los principales referentes en el mercado cinematográfico a nivel regional. Con su posicionamiento ha fomentado la promoción e inclusión de las industrias creativas para realizadores de cortometrajes y largometrajes. El Gobierno Nacional ha logrado una fórmula ganadora con entidades sin ánimo de lucro como Proimágenes y el respaldo de la CCB. Este sin duda, es un momento de grandes apuestas para el mercado latinoamericano en competitividad, formación de nuevos talentos emergentes y la internacionalización.

El sector audiovisual es de los más interesantes entre las industrias creativas y puede llegar a representar para las productoras nacionales y diferentes servicios del sector un mercado multimillonario con nuevas características que permiten inversiones en Colombia con el uso de inteligencia artificial, segmentación de nuevas audiencias y narrativas transmedia. A la vez, existe la necesidad de crear vínculos entre la creación de contenidos y el emprendimiento para complementar la oferta con una visión amplia según los modelos de negocio de grandes multinacionales y plataformas online por excelencia de streaming como Netflix, Amazon, HBO, entre otras.

En Colombia, para nacionalizar un producto audiovisual finalizado se requiere una resolución del Ministerio de Cultura (Decreto 1080 de 2015) con la cual un productor recibe un certificado de inversión con el fin de obtener beneficios tributarios. Sin embargo, este beneficio sobre el impuesto de la renta solo representa un mínimo de oportunidad para aquellos que declaran renta en el país.
Los inversionistas extranjeros ven la regulación algo atrasada y susceptible a interpretación. Por tal motivo los títulos obtenidos, aunque negociables, no son un estímulo. A diferencia de otros países, existe una falta de claridad para conectar al colectivo con inversionistas que tengan en cuenta nuevos espacios de inversión como el uso de crowdfunding, y que no siempre son viables en un mercado homogéneo. A simple vista, la ley está concebida para identificar proyectos y productos nacionales que requieran un estímulo local o contemplen un apoyo del gobierno.

Como líder, ¿dónde pondría mayor esfuerzo para apalancar el sector? Existe una necesidad de profundizar en la modernización de la industria y ampliar el conocimiento desde el sector privado y académico por medio de personas con un perfil de negocios multidisciplinario. Se requiere mejor liderazgo bilingüe en la industria desde la producción, como a nivel ejecutivo con conocimiento de las dinámicas del mercado internacional. Así mismo, existen nuevos centros culturales que apoyan la inclusión social, empoderamiento femenino por su contenido, como en la nueva sede de la Cinemateca. Es importante destacar la alta participación de voces femeninas en el programa y talentos emergentes que están rompiendo esa barrera en la industria con altura. Finalmente, existe una tendencia a subestimar otros mercados influyentes como son Chile, Turquía y Asia. Estos países tienen un potencial de recursos y las posibilidades para desarrollar servicios importantes, empresas líderes en tecnología e innovación, y creativos emergentes con lineamientos similares a los de Colombia para potenciar proyectos en new media, branded content y proyectos de contenido con un enfoque plurilingüe.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés