Analistas

Transporte aéreo en las regiones

Colombia es un país que lo atraviesan tres cordilleras de sur a norte, que actúan como barreras naturales a la integración de las diferentes regiones que componen la geografía nacional. 

En los últimos años  el gobierno se ha propuesto como meta el desarrollo de la infraestructura vial del país, con el fin de integrar a todas las regiones de Colombia, incluyendo las más apartadas, para así incentivar un desarrollo económico, social y cultural; Sin embargo, esta meta no se ha podido cumplir en su totalidad, ya sea por la difícil topografía nacional o por el sistema de contratación que se maneja actualmente, ocasionando así ineficiencia en el transporte terrestre y por ende en la conectividad de las regiones.

En medio de ese proceso lento, costoso y burocrático,  surge un medio de transporte que está cambiando la forma de movilizarse en Colombia, el sector aéreo, con una tasa de crecimiento  en los últimos siete meses de 5,7%, tasa superior al crecimiento del Producto Interno Bruto de Colombia (PIB) de 1,9%.

Colombia hoy cuenta con los mayores representantes del sector aéreo en Latinoamérica haciendo cabotaje, y siguen creándose nuevas empresas; el fenómeno de alta eficiencia en el transporte aéreo ha generado un incremento en el uso del avión, generando así una migración lenta pero sostenida de pasajeros cuya elección años atrás era el transporte terrestre y que hoy en día prefieren el transporte aéreo.

Por eso, el sector aéreo resulta ser más eficiente y rápido al momento de conectar dos puntos de la geografía nacional. Se sigue requiriendo el impulso del Gobierno, a través de inversiones en la infraestructura aeroportuaria, esto con el fin de apoyar a las aerolíneas en su objetivo de llegar aquellos lugares apartados en los que ni siquiera se cuenta  con infraestructura vial suficiente para movilizarse de una región a otra. 

Es importante destacar que en los últimos años las aerolíneas privadas en sus planes de expansión han contemplado ciudades intermedias y municipios en las que antes no había presencia; sin embargo, a pesar del esfuerzo de estas aerolíneas de llegar a estos sitios apartados es imperativo que la infraestructura de estos lugares permitan recibir aviones de más de 30 pasajeros, generando así un incremento en la oferta y por ende una disminución en los tiquetes que tienen como destino estas regiones. 

Es responsabilidad del Estado colombiano seguir invirtiendo en los aeródromos nacionales si quiere alcanzar su meta de desarrollo económico, social y cultural, así mismo la empresa aérea del Estado no debe competir con la empresa privada, debe seguir conectando a esa otra Colombia.

En la actualidad el tráfico aéreo crece cada día más por agilidad y economía, ya que no sólo reduce el tiempo entre una región y otra, sino además los costos, sumado a que el transporte aéreo es más seguro que el terrestre.

La conectividad se convierte así de gran importancia para las regiones porque abre las puertas a diferentes mercados, tanto nacionales como internacionales, generando de esta manera mayores oportunidades e impulsando la economía del país a través de su turismo y cultura.