Analistas

Por qué el auto liderazgo

GUARDAR

Aldo Civico Antropólogo y estratega de liderazgo

Una cualidad que comparten quienes son exitosos, no es el que sean unos genios y tengan mucho talento, sino que perseveran a la hora de lograr sus objetivos, incluso cuando parecían inalcanzables; son maestros en auto liderazgo. Consideremos algunos ejemplos. Sandra Day O’Connor, quien fue la primera mujer en ser miembro de la Corte Suprema de Estados Unidos, no logró conseguir ni un trabajo como abogada al graduarse. Solo le ofrecieron un trabajo como asistente.

El maestro de Ludwig Van Beethoven le dijo que no tenía talento para la música, y el de Thomas Edison, autor de invenciones importantes, le dijo que era demasiado estúpido para lograr algo en la vida. Finalmente, Steve Jobs fue rechazado por Atari y Hewlett-Packard cuando les presentó la idea de las computadoras personales. Como decía el escritor William Arthur Ward, “si puedes imaginarlo, puedes lograrlo. Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”. No disfrutaríamos del arte, la invención y las ideas de estas personas, si hubieran parado frente a las barreras que los tiempos y el contexto les presentaban, si hubieran interpretado un rechazo como un fracaso.

Por el contrario, los logros de estos grandes personajes demuestran que convirtieron los obstáculos de barreras en un trampolín para lograr sus metas y objetivos. Por esto son un ejemplo de auto liderazgo, definido como la habilidad que tenemos de influenciarnos a nosotros mismos; o sea nuestra voluntad y nuestros comportamientos con el fin de lograr unos objetivos.

De hecho, podemos analizar el éxito de James Rodríguez, quien logró convertirse en uno de los más grandes futbolistas del mundo, de Richard Branson quien creó el Virgin Group, de Oprah quien se ha convertido en una de las mujeres más influyentes. ¿Quién pudo haberles procuraron el liderazgo para lograr un rendimiento tan alto? Fue sobre todo su liderazgo desde adentro; influenciaron su mente para condicionar sus comportamientos. Por eso están marcados por una fortaleza mental que les permite volver a empezar cada vez que fracasan, y así mantener la esperanza y la confianza.

El concepto de auto liderazgo nació en los años 80 y cada vez más se ha ganado la atención de la academia, además que del mundo de las empresas. Incluye habilidades que van desde la auto conciencia hasta la auto observación y la capacidad de determinar objetivos para uno mismo. Las ciencias comportamentales, además, han demostrado que cuando nos ponemos objetivos ambiciosos, y que pueden hasta parecer imposibles, se fortalece nuestro auto liderazgo porque nos obliga a actualizar nuestro núcleo interior, es decir nuestros pensamientos, emociones, valores, creencias, etc.

De hecho, los comportamientos positivos son influenciados por un patrón de pensamientos a su vez apropiados, lo que implica la superación de creencias y emociones limitantes, y el fortalecimiento de un auto concepto positivo y poderoso. Por eso, el auto liderazgo es fundamental para el alto rendimiento de los ejecutivos y de sus equipos.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés