Analistas

Pueda ser….

GUARDAR

La victoria de Mauricio Macri en Argentina es un hecho de inmensa relevancia política para nuestra sufrida región. El candidato oficialista, Daniel Scioli, tenía trabajando para él una impresionante maquinaria política que le aseguraba un caudal inmenso de votos cautivos, porque como sabrán los que conocen la historia reciente de la Argentina, si algo logró el kirchnerismo durante sus 12 años en el poder, fue incrementar violentamente el número de ciudadanos que reciben alguna clase de ayuda estatal.  Mejor dicho, si algo logró el kirchnerismo durante su reinado fue el fomentar la “política de la beneficencia”, una política que, valga decir, solo tiene un norte: su eventual e inequívoco colapso.

Pero al fin y a pesar de todos los obstáculos, Mauricio Macri es hoy el presidente electo de Argentina. Me emocionó el mensaje de agradecimiento que le envió Macri a sus compatriotas en la noche de su victoria, algo similar a esto: “quiero dedicar este increíble triunfo al argentino honesto, aquel que no busca el atajo, aquel que todos los días se levanta bien tempranito para ir al laburo y de esa forma lograr darle una vida digna a su familia, un sustento basado en la honestidad y el trabajo arduo”. Espectaculares palabras que contrastan completamente con los comentarios mentirosos del kirchnerismo, aquellos como, por ejemplo, el comentario sinvergüenza del oficialismo diciéndole al pueblo de Argentina, sin sonrojarse, que en Alemania había más pobres que en Argentina, y que ese hecho era una función “del modelo”….

Aquel famoso “modelo” que se basaba en mentir sobre los números de inflación para robarle al pueblo su capacidad de consumo y a los inversionistas su justa ganancia; aquel modelo basado en el no cumplir con los compromisos de deuda externa, porque supuestamente eran compromisos con el “imperio”; aquel modelo que se basaba en cobrar tarifas irrisorias por los servicios públicos, porque supuestamente eso le “ayuda al pueblo”, a pesar de que esa política desvía el 6% del PIB argentino de los niños que no reciben buena educación a los ricos de Puerto Madero que pagan US$9 cada dos meses por la luz que consumen. Pero bueno, como dice el dicho, “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista” y aquel fallido modelo muere hoy.

Estoy convencido que Mauricio Macri le va a devolver a la Argentina una muy necesitada dosis de lógica en el manejo económico. Dios mediante se van a acabar los atajos y la envidia que vienen atados a ese patético socialismo latinoamericano que logró infectar a la Argentina. Vuelve la lógica y el respeto por la honestidad y el trabajo a este gran país. Pueda ser también que de la mano de este increíble cambio político vengan ajustes benévolos en Venezuela y en Brasil, dos países que necesitan cambios urgentes. Pueda ser….al fin y al cabo soñar no cuesta nada.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés