.
LABORAL La tecnología y el impacto laboral
miércoles, 12 de febrero de 2020

Si bien la tecnología abarca varios campos que nosotros ya teníamos ocupados, esta puede ser una aliada de nuestro oficio

Julio César Andrade

Durante este siglo, las condiciones laborales han cambiado a un punto que nos llevan a adaptarnos aceleradamente a procesos que en una mayoría son sistematizados. Ya son conocidos varios casos de máquinas atendiendo a humanos, como en los parqueaderos, supermercados y hasta en el hogar. Para un país como el nuestro, el panorama podría ser preocupante, sin embargo, la incursión en la tecnología no debe ser traumático, pues no representa el fin de una era laboral humana. Si bien la tecnología abarca varios campos que nosotros ya teníamos ocupados, esta puede ser una aliada de nuestro oficio y no quien lo erradique.

Según un artículo de McAfee y Erik Brynjolfsson, profesor del Centro MIT, la tecnología sirve para aumentar la productividad y la riqueza de las sociedades, pero también creen que tienen un lado negativo: el progreso tecnológico está eliminando la necesidad de muchos tipos de trabajos dejando al trabajador en peor situación que antes. El reto para evitar una posible amenaza laboral es apalancar la tecnología hacia nuevas oportunidades en los diferentes sectores que impacta.

Por años hemos escuchado el discurso de los beneficios que esta conlleva, pero como empresarios debemos pensar que nuestros servicios están dirigidos hacia personas. Por eso, la atención, cercanía y confianza que se genera en la relación entre un cliente y vendedor aún son aspectos prioritarios de esta sociedad.

De acuerdo con un artículo de la revista Techology Review del Instituto Tecnológico de Massachutes, diariamente se desarrollan nuevas tecnologías como las web, la inteligencia artificial, los macrodatos y las analíticas mejoradas, las cual automatizan muchas de nuestras tareas. Este aspecto puede verse como un fenómeno que poco a poco podría eliminar la labor humana, no obstante, existen procesos que deben seguir siendo abarcados por nosotros en los que la tecnología entra a mejorar la rapidez y calidad de estos. También debemos enfocarnos en los procesos que no pueden ser asumidos por las máquinas, como lo son las actividades de relacionamiento, los procesos de formación y el desarrollo de pensamiento estratégico.

De esta manera, entender la tecnología como un aliado puede ser la fórmula para el éxito de un negocio. En un mundo hiperconectado se abren nuevas oportunidades de crecimiento y reconocimiento, logrando abarcar campos que en una generación offline no habríamos alcanzado.

Desde el Grupo Gelsa, somos conscientes del ritmo al que va la tecnología, por esto, complementamos nuestra base humana con herramientas que permiten una operación más ágil, sencilla y eficiente. Nos hemos dedicado a entregarle a nuestros colaboradores herramientas más sencillas, pero siempre dejando claro que ellos son el motor.

Encontrar el balance entre estos dos importantes factores para el crecimiento de la industria, es el principal reto de las empresas. Bien dice un artículo del Bbva Open Mind que para navegar por el mercado laboral y aprovechar las abundantes oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías, debemos encontrar una forma de adaptarnos más rápidamente mediante la actualización continua de nuestras habilidades y buscando acuerdos que nos permitan avanzar con las máquinas.

En ese sentido, no se trata de reemplazar la mano de obra sino de entender la relación ganadora que se puede entablar. A medida que se crean nuevas tecnologías, debemos conocerlas, entenderlas y hacerlas parte de nuestra vida, personalizando así el servicio y humanizando la atención a los clientes.