Jacob Morgan entrevistó en los últimos 16 meses a más de 140 CE0 de todo el mundo para definir cómo será el liderazgo en una década

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

The Future of Work University es una institución que puede no ser muy reconocida en Colombia, pero que ha tomado fuerza en Norteamérica y Europa debido a sus programas de capacitación en línea cuidadosamente diseñados por el conferencista y orador TED Jacob Morgan.

La premisa de Morgan es simple: como el mundo de los negocios cambia rápidamente y no hay tiempo que perder, se necesitan nuevas formas de pensar en la resolución de problemas complejos.

Por eso, no es de extrañar que sus capacitaciones se originen al interior de las grandes compañías a nivel mundial. Aún menos extraño es que Morgan se haya entrevistado en los últimos 16 meses con más de 140 CE0 de todo el mundo de compañías como Audi, MasterCard, Unilever, Best Buy, Oracle, Kaiser y Verizon, entre otras, como parte de la investigación de su nuevo libro: The Future Leader.

Esta nueva obra examina lo que se necesitará para ser un líder en 2030. Por ello, "una de las preguntas que les hice a todos estos CEO fue sobre las tendencias más importantes que configuran el futuro del liderazgo", dijo Morgan en su perfil de LinkedIn.

Por eso, como un abrebocas a su nueva obra, Morgan presentó las seis tendencias que los CEO identificaron y que desempeñarán un papel importante en la formación de futuros líderes durante la próxima década.

1.Inteligencia Artificial y tecnología

"La inteligencia artificial tiene el poder de transformar por completo la forma en que operan las empresas y las personas. Pero con la emoción de la IA y las nuevas tecnologías viene el miedo y la incertidumbre. Depende de los líderes calmar esos temores buscando formas de implementar inteligencia artificial que agregue a los empleados en lugar de reemplazar sus trabajos", señaló Morgan.

Por esa razón, los líderes deben mantenerse positivos frente a las nuevas tecnologías. Esto significa ampliar su conocimiento y experimentar con nuevas tecnologías para poder ayudar a otros a comprender el impacto potencial en sus trabajos.

2.Mayor ritmo de cambio

"La forma en que vivimos y trabajamos es radicalmente diferente hoy de lo que era hace cinco años, y mucho menos hace 20 o 30 años. El cambio nos rodea en forma de cambio climático, globalización, diversidad y docenas de otras cosas. El cambio es constante y siempre ha sucedido. Lo diferente de hoy es la velocidad a la que se produce el cambio", escribió Morgan.

Por ello, para tener éxito, las organizaciones deben mirar constantemente hacia el futuro, lo que significa contar con líderes cada vez más ágiles, fácilmente adaptables y que desafíen el status quo.

3.Nuevo panorama de talentos

Cada vez más las compañías se encuentran en la búsqueda constante de empleados calificados. Además, la diversidad y la inclusión son cada vez más importantes. "El nuevo panorama del talento es más que solo cambiar la demografía; es un nuevo enfoque para atraer y retener talento, al mismo tiempo que capacita y mejora a los empleados para que estén preparados para el futuro del trabajo", afirmó Morgan.

Por eso, los líderes del futuro deben esforzarse por desarrollar equipos diversos y crear un ambiente inclusivo. Además, deben invertir en el desarrollo profesional de sus empleados.

4.Propósito y significado

"Si bien las empresas solían ser capaces de atraer fácilmente a los mejores talentos con la promesa de un salario alto, ese ya no es el caso. Los empleados ahora quieren trabajar para una organización que ofrece un propósito y significado, e incluso están dispuestos a aceptar un recorte salarial para conseguirlo", señaló Morgan.

Los empleados quieren ver que sus esfuerzos realmente generan un impacto y contribuyen al propósito general de la empresa. Pero para llegar a ese nivel, los líderes deben dar ejemplo, y para hacerlo, deben comprender su propio trabajo, propósito, impacto y significado. Después, podrán ayudar a sus empleados a hacer lo mismo. Por eso, cada vez se hace más necesario conocer a los empleados individualmente para comprender lo que los motiva.

5. Moralidad, ética y transparencia

"Un reciente impulso a la moral, la ética y la transparencia ha llevado a líderes más auténticos y humildes. Las empresas con fundamentos éticos tienen un mejor desempeño financiero y tienen una mayor satisfacción de clientes y empleados. Este tipo de organizaciones son creadas por líderes morales. Al mismo tiempo, los líderes se someten a un microscopio a medida que las personas demandan transparencia. Los líderes ya no pueden esconderse detrás de su título: deben ser abiertos y honestos con sus empresas y el público", indicó Morgan.

Esto significa que para los líderes del futuro quedarse quietos ya no es una opción, la nueva realidad demanda que deben adoptar una posición y ser lo más transparentes y auténticos posible. Eso redundará en los resultados de las organizaciones.

6. Globalización

"La globalización trae problemas geopolíticos complejos y grandes oportunidades para colaborar y compartir culturas. Los futuros líderes deben abrazar la globalización convirtiéndose en ciudadanos globales que aprecian las diferentes culturas y saben cómo comunicarse a través de las barreras culturales y lingüísticas. Las ideas extranjeras deben verse como oportunidades, no como desafíos llenos de miedo. Los líderes del futuro deben prestar atención a los problemas mundiales y comprender lo que está sucediendo en todo el mundo", señaló Morgan.

Por eso, de acuerdo con el autor, los líderes que se preparan para el futuro deben comprender las tendencias y adaptar su enfoque de liderazgo para los cambios en la forma en que pensamos, trabajamos y vivimos.