Según Pew Research Center, la brecha laboral racial hace que las personas de color tengan ingresos más bajos que el resto de la población

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

La discriminación racial es uno de los temas que últimamente más ha dado de qué hablar; ahora bien, en Colombia, de acuerdo con las cazatalentos y datos del Pew Research Center, la situación es menos preocupante que en otras partes del mundo.

En el país, hay un 66% de empresas con aumentos en la diversidad, otro 25% lo está disminuyendo y un 6% lo mantiene. En comparación con otros países de la región, Colombia está bien en estos términos, pues por ejemplo en México y Venezuela, la cifra de aumento de la diversidad es de 20% y 47% respectivamente; pero sigue por debajo de países como India, en el cual, 68% de sus empresas ha mejorado en diversidad.

“Las empresas caracterizadas por un mayor compromiso con la diversidad suelen destacarse de las demás en innovación y colaboración, y sus líderes son más efectivos para fomentar la confianza y el trabajo en equipo. También es más frecuente encontrar un clima de trabajo agradable. Estas organizaciones se destacan en motivación: 63% de las personas manifiestan sentirse felices en el trabajo, en comparación con apenas el 31% en compañías sin un compromiso claro con la diversidad”, explicó Ángela Samper, Socia y Office Manager de McKinsey Colombia.

Entre tanto, las tendencias actuales apuntan a empresas mucho diversas en las que la raza no sea un valor de distinción para los empleados, de hecho, esta es una de las características que los profesionales ven en las empresas.

Paola Alba, Key Account Manager de Tercerizar SAS, una de las headhunters nacionales, explicó que “no he conocido una compañía que tenga diferenciación con una persona de color, finalmente todos debemos ser medidos por las habilidades y competencias sin discriminaciones. Para nosotros, lo más importante es tener gente con pasión, entrega y que sea persona, gente muy productiva, que le aporte valor a la compañía”.

Por su parte, Ana María Muñoz, Gerente de Relaciones Corporativas de ManpowerGroup Colombia, dijo que “hoy la diversidad y la inclusión, más allá de un tema de responsabilidad social, es un tema de negocios y productividad. Las empresas que mantienen estigmas de ese tipo son poco atractivas para talentos. Hoy la escasez de talento está en su pico más alto con 50% y una de las principales razones que ven los candidatos es la reputación de la empresa”.

A nivel de alta gerencia, Margarita Maldonado, Manager de PageGroup Colombia, explicó que “cada vez se tiende a que la alta gerencia y en general todos los altos mandos a nivel de dirección sean mucho más diversos, porque esto ha demostrado una mayor efectividad en resultados; la diversidad aporta mucho en la toma de decisiones. Ya hay algunos requisitos en términos de direcciones o en bolsas en los que se solicita que la alta dirección sea muy diversa. El racismo es algo que pasa a un segundo plano pues en la realidad que vivimos cada vez cobra más relevancia la diversidad, esto es algo que ya ha madurado y mejorado mucho por lo que las decisiones no se toman tanto pensando en eso sino en otros factores”.

Mejora, pero no lo suficiente

En el informe ‘Empresas y Derechos Humanos: Estándares Interamericanos’, publicado en 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), explicó que “ha establecido de manera consistente que el principio de igualdad y no discriminación es uno de los pilares de cualquier sistema democrático, así como una de las bases fundamentales del sistema de protección de derechos humanos establecido por la Organización de Estados Americanos (OEA)”.

A pesar de eso, los ingresos para la población afrodescendiente todavía no son pares, ni siquiera en países como Estados Unidos. De acuerdo con datos de Pew Research Center, los ingresos que reportan las personas negras representan solo 61% de los que reportan los de blancos e hispanos en EE.UU. Los afroestadounidenses ganan anualmente un promedio de US$51.600 frente a los US$84.600 que reportan ente los blancos e hispanos.

En el mismo documento afirman que bajo ninguna justificación una persona puede ser discriminada en los diferentes entornos de su vida personal o profesional; este punto aplica para las empresas y demás agentes de la vida diaria.

A pesar de eso, en Estados Unidos, particularmente, la brecha en el mercado laboral es notoria, ya que la tasa de desempleo de los afroestadounideses es 6,3 puntos porcentuales más alta que la de las personas blancas con 19,8% y 13,5% respectivamente. Sin embargo, tal número es menor, pero muy cercano, al que registran poblaciones extranjeras como hispanos y asiáticos con 20,4% y 20,3% cada uno. Si bien las cifras son a mayo de 2020, en medio de la contingencia por covid-19, estas no distan mucho de las normales sin pandemia, pues aunque la tasa de desempleo en el país se mantiene normalmente en un dígito, los afrodescendientes son quienes tienen las cifras más altas por grupo racial.

Los beneficios principales de ser una empresa con público diverso
Un estudio realizado por McKinsey & Company con casi 700 compañías de Brasil, Chile, Perú, Argentina, Colombia y Panamá dio a conocer que en las empresas diversas hay un 152% más probabilidad de que los empleados propongan nuevas ideas y prueben nuevas maneras de hacer las cosas; lo anterior pues los niveles de felicidad con la empresas y el ambiente laboral son mucho mejores, pues hay 111% más probabilidad de que la persona se muestre como es en la oficina y otro 80% afirma que sus líderes promueven la confianza y el dialogo abierto.