Estudio de investigadores de la universidad de Harvard muestran que el PIB global se contraería de eliminarse los viajes corporativos

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Un estudio desarrollado por The Growth Lab, de la Universidad de Harvard, ha vuelto a cobrar relevancia en el contexto del covid-19. Los investigadores intentaban explicar por qué las empresas dependían tanto de los viajes de trabajo, y si existía alguna relación con la transferencia de conocimiento (knowhow), sin embargo, los datos recolectados permiten entender cuál sería el impacto económico en los países si los viajes de trabajo se cancelaran, como en efecto pasó por cuenta de la pandemia.

Los académicos mapearon el flujo de viajes de negocios en el mundo, usando los datos agregados y anonimizados del gasto en el exterior de tarjetas corporativas entre 2011 y 2016. La idea subyacente era que si quienes viajan al exterior por motivos de trabajo usan sus tarjetas corporativas en esos viajes, el viaje estaría reflejado en esos datos, que fueron ofrecidos por el Mastercard Center for Inclusive Growth.

La hipótesis de los investigadores era que si la esencia de los viajes de negocios era la transferencia de conocimiento entre países, pues de lo contrario sería más económico hacer todo a través de internet, esto debía tener impacto en la productividad de las industrias que reciben ese conocimiento. Por ejemplo, si una industria produce bienes de exportación, un mayor conocimiento debería reflejarse en un aumento de su competitividad y sus exportaciones. Ese, justamente, fue el hallazgo, que posteriormente publicaron en un paper en Nature Human Behaviour: los países desarrollan nuevas industrias y amplían las existentes si reciben frecuentemente viajeros corporativos de otros países que se especializan en esas industrias. Dicho de otra manera, los viajes de negocios generan crecimiento económico.

Para demostrarlo, los académicos crearon un índice (Outgoing Knowhow Index), que estima qué tanto se contraería la economía global si un país decidiera dejar de enviar viajeros de negocios al exterior. El impacto más grande se generaría si Alemania cancelara sus viajes de trabajo a otros países (ver gráfico), pues la economía del mundo se reduciría en 4,82%. Le siguen en el top cinco Canadá (1,23%), Estados Unidos (1,07%), Reino Unido (0,98%) y la República de Corea (0,95%).