Para los Colombianos, destinos como Australia y Nueva Zelanda se convierten en algunos de los más atractivos por las oportunidades laborales que ofrecen

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Estudiar en instituciones del exterior es una muy buena forma de completar la formación superior, con lo cual el número de colombianos que salen del país por motivos académicos ha venido de menos a más durante los últimos años.

Según los más recientes informes de Colfuturo, los posgrados y maestrías figuran entre los programas más demandados por los estudiantes colombianos, esto sin descartar otras opciones como aprendizaje de idiomas y las carreras de pregrado.

Para ello, cada uno de los interesados debe empezar un listado de trámites con el fin de poder acceder a los centros de estudio a los que desea aplicar en su destino. Uno de ellos, e incluso, el más importante, es el de la visa.

Dependiendo del destino, tanto el proceso, como la visa es diferente, teniendo en cuenta que cada embajada en el mundo cuenta con una tramitación distinto.

LR elaboró un informe para conocer cuáles son los destinos a los que más aplican los colombianos a visados para estudiar y cuánto cuestan actualmente, según las tasas de cambio.

En ese sentido, se encontró que los destinos con los visados más caros son los más demandados por los colombianos que desean complementar sus estudios fuera del país.

Así lo confirmó a LR, Daisy Quintero, directora de la oficina de Salitre de Global Connection, agencia especializada que sirve de puente para que cientos de estudiantes realicen los trámites de visado y viajen al exterior.

Al respecto, la vocera recalcó que la tendencia podría tener un motivo, “ y es que en los destinos a los que más caro sale tramitar la visa, actualmente es en los que se puede estudiar y trabajar a la vez, por eso 40% de nuestros clientes llegan preguntando por escuelas o universidades en ciudades de Australia o Nueva Zelanda”.

Tan solo en 2017, según datos de Migración Colombia, se registraron 7.953 estudiantes procedentes de Colombia, convirtiéndose Australia, y en específico Melbourne, en uno de los destinos preferidos por los jóvenes colombianos para estudiar en el exterior.

“Australia y Nueva Zelanda son dos países muy demandados en ese sentido porque permiten trabajar hasta 20 horas semanales, con lo cual es de donde más solicitudes recibimos”, apuntó la vocera.

Y es que según datos de Colfuturo, los estudiantes colombianos y profesionales que más viajan al exterior se sitúan en edades comprendidas entre los 24 y 30 años y gran parte de ellos solicitan un crédito para poder cubrir los gastos de su estancia y formación.

De acuerdo con los más recientes requisitos exigidos por las embajadas de estos países, quien desee ir a estudiar Australia y a Nueva Zelanda deberán contar con $1,7 millones y $1,1 millones, respectivamente para pagar la solicitud de la visa.

“Debido a estos costos tan altos, los aspirantes prefieren hacer el esfuerzo de pagar estas cifras con tal de poder llegar a un lugar en el que puedan trabajar y recuperar parte de la inversión que se hizo para el desplazamiento, más teniendo en cuenta las edades a las que generalmente se viaja son bajas, y muchas veces deben acudir a familiares para algunos gastos”, apuntó Quintero.

En ese orden, Francia es el otro de los destinos a los que más viajan los colombianos. No obstante, es uno de los países en los que los estudiantes extranjeros no pueden trabajar hasta que cumplan cierto tiempo de estadía, con lo cual se convierte en un reto en materia de gastos básicos como alimentación, vivienda y transporte.

“En ciudades francesas se pueden encontrar muchas universidades públicas, con lo cual tiene muchos beneficios, porque algunas son gratuitas o el costo es muy bajo. Además, el Gobierno cobija en ocasiones a algunos estudiantes con subsidios o becas”, añadió la representante de Global Conection.

Actualmente el visado para acceder a estudios en territorio francés va desde $700.000 y aplica por tres meses únicamente, sin embargo, una vez el viajero esté en su destino, la embajada local le hace una extensión por tres meses más.

LOS CONTRASTES

  • Catalina Jaramillo Cofundadora de Viajala

    “Estudiar en el exterior es una gran oportunidad para vivir una experiencia de inmersión en un destino. Además, es ideal para aprender o reforzar un idioma”.

  • Daisy Quintero Dir. oficina Salitre Global Connection

    “En vista de que las personas que más salen a estudiar son jóvenes, hay una tendencia marcada hacia los destinos donde se pueda estudiar y trabajar a la vez”.

“En Canadá hay que destacar que los programas técnicos y tecnológicos son un boom muy importante en este momento, teniendo en cuenta que les permite involucrarse de manera más fácil en el ámbito laboral”, dijo Quintero.

Para aplicar a este visado, los interesados deben contar con $600.000, el cuarto monto más alto en el listado elaborado por LR y en el que también figuran destinos como Reino Unido, Alemania y Estados Unidos.

En el caso particular de Reino Unido, siguiente en el ranking, el visado tiene un costo aproximado de $500.000. “Aunque el porcentaje de latinoamericanos es de 5% aproximadamente, sigue llamando la atención de los colombianos, pues acceder a ciudades diferentes a Londres no es tan costoso como si pasa en la capital”, dijo Quintero.

Así mismo, la vocera recalcó que la calidad en la educación de esta región del mundo es oro de los factores que impulsa al colombino para elegirlo, similar a como ocurre con Estados Unidos, que actualmente cuenta con una solicitud de visado que cuesta $500.000 aproximadamente según la tasa de cambio.
Por último, el precio de las visas para Alemania representa el más económico del listado con $270.000. Al igual que Canadá, se destaca por la posibilidad de aprender un tercer idioma.

Cursos de inglés son la mejor salida para acceder a programas especializados
Aunque los posgrados y las maestrías son los programas más demandados en Colombia, durante los últimos años se ha visto una tendencia marcada en agencias de viajes hacia los cursos de inglés, teniendo en cuenta que es una de las mejores formas de ingresar a otros países por menores costos y facilidades horarias. Además, se convierte en el punto de partida para poder presentar exámenes de aplicación a programas universitarios especializados que le permitan a un estudiante extender su estadía.