Es fundamental tener horas de alimentación adecuadas y actividades preestablecidas pues así se reduce la sensación de ansiedad

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

En este periodo de aislamiento muchas personas no han podido aprovechar por completo este tiempo en casa con su familia pues se han dejado dominar por el estrés y los pensamientos negativos.

Es por eso que, Jeison Fabián Palacios Fajardo director académico del programa de psicología de la Unicervantes presentó una serie de consejos y recomendaciones para tener una mente sana y tranquila en tiempos de pandemia.

La primera recomendación del experto es ocupar la mente en actividades que produzcan tranquilidad. Puede optar por pintar mandalas, leer, cantar, bailar, ver una película o serie, o caminar. Estas son algunas opciones para dispersar los problemas, el aislamiento y la falta de ocupaciones.

Además, si usted es de los que está estresado durante este aislamiento tenga en cuenta que el manejo de rutinas es de vital importancia, ya que tener horas de alimentación adecuadas y actividades preestablecidas aminoran la sensación de ansiedad y depresión durante la pandemia.

Otra recomendación del doctor Palacios Fajardo es realizar a diario meditaciones, reflexiones, yoga u oraciones para alimentar el espíritu, con esto podrá iniciar o cerrar los días de manera tranquila y en calma; además puede optar por practicar ejercicios de respiración, ya que esta se encuentra ligada al estado anímico.

"Maneja tus emociones, la sanidad emocional es importante para que tu alma encuentre calma y refugio y expreses tus emociones de manera asertiva. Evita el sedentarismo, sal a caminar y a respirar aire puro. Hacer ejercicios, si es posible al aire libre, libera endorfinas, es decir, las hormonas que producen sensación de placer, felicidad y tienen un efecto analgésico natural", dijo Palacios.

Finalmente, es clave que tenga en cuenta que el manejo de una comunicación fluida, clara y tranquila con sus familiares le va a permitir que tenga relaciones más armónicas, evitando de esta manera los conflictos y agresiones.