Almorzar fuera de su escritorio, escoger de manera consciente los snacks o servir la comida en porciones son algunos de los consejos para iniciar una dieta en su lugar de trabajo.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Lo de intentar eliminar esos ‘gorditos’ que le sobran y pasar más de ocho horas sentado frente a un computador parecen no ir de la mano. Sin embargo, siempre existen algunos trucos que le pueden ayudar a perder peso en su larga jornada laboral.

Entre las recomendaciones de los expertos están desde no despegarse de su botella de agua hasta optar por snacks saludables en las medias nueves, almorzar siempre fuera de su escritorio o dar pequeños paseos de vez en cuando.

“Si almorzamos frente a una pantalla realizamos un proceso mecánico donde dejamos de ser conscientes, debido a ello, es posible que nos quedemos con hambre. Al contrario, tenemos que quedar satisfechos y aprender a masticar para tener una buena digestión”, manifestó la nutricionista Consuelo Pardo, quien le dio mucha importancia a que las personas vengan desayunadas de su casa.

Otro de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de iniciar una dieta es planear cada una de las comidas para evitar que con el estrés diario del trabajo se acabe recurriendo a las máquinas de la oficina o la cafetería, donde solo suelen vender azúcar y grasas.

“Es aconsejable tener en los cajones snacks saludables como paquetes de frutos secos (sin contar el maní) o picar fruta acompañada con queso bajo en grasa y un yogurt griego que tenga menos de 10 gramos de azúcar. También se pueden tomar bebidas calientes que le engañan al estómago como, por ejemplo, té o aromáticas naturales. Por su parte, se puede ingerir hasta tres tazas al día de tinto o café, en función de cada persona”, aconsejó la nutricionista Diana Rojas.

LOS CONTRASTES

  • Diana RojasNutricionista y dietista

    “Los primeros días de la dieta se recomienda llevar almuerzo, servirlo en un plato y visualizar las porciones. La ‘coca’ es engañosa y puede tener muchos carbohidatos”.

Igualmente, también se recomienda que si lleva ‘coquita’ a su lugar de trabajo la sirva previamente en un plato para ver bien la porción que va a ingerir. Además, tanto si trae almuerzo de casa como si decide comprar algo cerca de su oficina, lo ideal es optar por la opción más balanceada posible en la que no deben primar las harinas como podría ser la papa, el arroz, el plátano o la yuca.

“Se recomienda no decirle a nadie de su trabajo que empezó una dieta porque el ambiente lo podría llevar a perder fuerza de voluntad. En el caso de que se antoje de algún dulce o pasabocas, como es el caso de las chocolatinas o las barras de cereal, lo mejor es que se coma hasta 45 minutos después del almuerzo para no despertar la ansiedad durante toda la tarde”, sugirió Rojas.

El costo de la obesidad en el país
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año mueren como mínimo en el mundo 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. En Colombia, se estima que 37,7% de la población sufre de sobrepeso y otro 18,7% tiene obesidad, siendo las mujeres las que más lo padecen. Además, de acuerdo con un reciente estudio liderado por la Universidad Pontificia Javeriana, si todas las personas con obesidad del país se trataran de manera adecuada, el costo para el sistema de salud podría llegar en solo un año a US$1.48 millones.