.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Techo alcanzará las 3.000 casas para familias vulnerables
miércoles, 28 de noviembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Pedro Martínez, un reciclador de 50 años de edad que vive con sus cuatro hijos en una casa improvisada con lata y cartón, se sentirá este fin de semana como si se hubiese ganado el Baloto.

Aunque no obtendrá una alta suma de dinero será uno de los 10 beneficiados que tendrá una vivienda propia, construida por la organización Techo.

La unidad habitacional de un área total de 18 metros cuadrados que recibirá Martínez no saldrá de la nada. Los días 1 y 2 de diciembre, voluntarios de las empresas Caracol, Biomax, LR, Andi y Grupo Bolívar trabajarán de manera conjunta en el barrio Ramírez y algunas localidades de Ciudad Bolívar y Usme levantando estas paredes de madera para beneficiar a 10 familias vulnerables.

“Con esta actividad que vamos a realizar el fin de semana llegaremos a las 3.000 unidades habitacionales levantadas en todo el territorio nacional. Eso nos ubica como en el cuarto o quinto lugar en el ranking de 18 países donde opera Techo. En Argentina, donde están presentes hace 15 años; y en Chile, donde nació este proyecto, ya sobrepasaron hace rato este número de viviendas”, indicó la directora social de la organización, Laura Martínez.

En la actividad de esta semana participarán empleados de ocho empresas privadas, un número que si se observa desde el año 2006, cuando se constituyó Techo Colombia, asciende a 50 compañías y firmas.

“La ayuda del sector privado nos llega voluntariamente. Son muchas empresas las que nos hacen donaciones, así como personas naturales que a título personal nos entregan recursos y materiales. Todo eso lo llevamos a nuestra planta de armado de los tablones de madera y hacemos muchos paneles para poder montarlos como una unidad habitacional”, indicó la directora de Techo Colombia.

Pero además de la empresa privada, las familias de las comunidades y los voluntarios son piezas fundamentales para sostener esta iniciativa.

Según cifras de Techo Colombia, en 2010 el total de voluntarios solamente para construir casas era de 3.680, cifra que aumentó a 4.480 al año siguiente. El total de colaboradores que han participado en diferentes iniciativas de esta organización pasó entre un año y otro de 5.422 a 8.838. En tan solo dos años, más de 14.000 personas le han tendido la mano a miles de familias en condición de pobreza.

“Este tipo de iniciativas son supremamente importantes porque es una ecuación directamente proporcional hablar de pobreza e incapacidad para tener una vivienda digna. En Colombia, doblemos el índice de pobreza latinoamericano y eso hay que cambiarlo. Es un tema en el que la empresa privada debe involucrarse más, porque la inequidad social no es algo que cabe dentro del concepto de democracia”, precisó el especialista en RSE, Juan Petterson.

Cómo se hace el proceso
Ante la curiosidad por conocer cómo se eligen a los beneficiados de las casas, la directora de Techo Colombia explicó cómo se hace el proceso de asignación de vivienda a las familias.

“Primero hacemos un proceso de identificación en la comunidad y conocimiento del barrio. Comenzamos a ver cuáles son las familias más vulnerables y verificamos sus datos. Luego hacemos un ranking de los hogares más vulnerables y así podemos identificar a quién entregamos primero la unidad habitacional”, dijo Martínez.

La vocera explicó que aún cuando los recursos trabajados son productos de las donaciones, los beneficiados de la vivienda deben hacer un pago simbólico por la casa, que actualmente asciende a $210.000. “La idea es que asuman ese bien como propio y lo cuiden porque no fue regalado, les costó algo”, agregó.

Para el gerente de RSE de la Andi, Víctor Malagón, este proyecto es un apoyo muy válido para el país. “Este año hicimos un acuerdo para esta organización participara en nuestro encuentro de RSE que se realizó en Cali. Y este fin de semana un grupo de 10 funcionarios de la Andi van a ayudar a construir una de las unidades habitacionales de Techo”, dijo.

Acción en cifras
Para entender la magnitud del trabajo que hace Techo en la región, la directiva resumió sus acciones en varias cifras: 89.500 familias de asentamientos han trabajado en conjunto con los voluntarios en la construcción de su vivienda; 530.000 voluntarios se han movilizado en América Latina por terminar con la pobreza y la exclusión; 880 mesas de trabajo han sido implementadas en asentamientos precarios; 8.600 pobladores se han graduado en diferentes oficios gracias a la gestión de la organización y 344 sedes comunitarias se construyeron en asentamientos, entre otras.

Cambio de imagen de la organización
Desde el año 2010, la organización social Techo comenzó un trabajo de transformación de su imagen con el propósito de comunicar que la voluntad de este ente va más allá de la construcción de viviendas para personas de bajos recursos. En este sentido, la decisión de las directivas latinoamericanas decidieron quitarle la frase para mi país y dejar solo la palabra “Techo” con el mismo color azul (cian) que tenía el anterior logo e incorporando una figura que es al mismo tiempo una casa y una flecha hacia arriba, que representa el crecimiento y el avance que se puede concretar por medio de la promoción del desarrollo comunitario en las comunidades. “El nuevo logo o imagen también nos da una apariencia más seria, de mayor compromiso y mucho más estructurada”, indicó la directora social de Techo Colombia, Luisa Martínez.

Las opiniones

Laura Martínez
Directora Social TECHO-Colombia

“Techo se constituyó en el país en 2006 y hemos logrado llegar a 3.000 viviendas gracias al apoyo de muchos voluntarios, familias de las comunidades y a la empresa privada”.

Víctor Malagón
Gerente de RSE de la Andi

“Esta iniciativa que nació de unos jóvenes emprendedores en Chile es muy valiosa para Colombia. Este fin de semana, 10 funcionarios de la Andi ayudarán a construir una casa”.