.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Postobón entregará 1.660 bicicletas para mover la educación
miércoles, 15 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

La compañía le aseguró a LR que al corte de 2015 habrán entregado 1.660. Del total, se entregaron en el primer trimestre del año 648 bicicletas en cuatro municipios de Bolívar y Antioquia, en las que se invirtieron $550 millones.

Cuando arrancó la primera fase, los primeros beneficiados fueron 22 niños del corregimiento de Zipacoa, ubicado en Villanueva, Bolívar. Al evento de entrega asistió el ex campeón mundial de ciclismo  Santiago Botero.

La disminución de la deserción escolar, el mejoramiento del acceso a educación, el ahorro en la economía del hogar y nuevas dinámicas sociales y económicas, serían los principales focos de la iniciativa.

El presidente de la compañía, Miguel Fernando Escobar, aseguró que con el programa, están  sumándole un nuevo aporte a la iniciativa ‘Uno más Todos’.

“Ya contamos con un programa de mobiliario escolar que se llama Mi Pupitre y ahora incorporamos estas bicicletas. Estamos seguros que haremos un aporte inmenso al desarrollo educativo del país y dejaremos huella en miles de niños y jóvenes y sus familias, quienes tendrán presente que Postobón los apoyó con una bicicleta que les cambió la vida”, dijo el directivo.

Además, aseguró que el programa de responsabilidad, según estudios realizados, ayuda a disminuir los tiempos de transporte. En los lugares donde se entregarán las bicicletas, un gran número de estudiantes se tarda entre 45 minutos y dos horas diarias para desplazarse de sus casas a la escuela, situación que impacta negativamente el acceso y la retención escolar.

“Al dotarlos de un medio de transporte amigable con el medio ambiente y económico como son las bicicletas, estos trayectos se reducen a 20 o 30 minutos  por trayecto, y se genera en ellos un sentido de pertenencia por la bicicleta asociado a otros conceptos, entre ellos la responsabilidad”, explicó uno de los directivos de la organización.

Mi Bici Postobón involucra activamente a la comunidad al darles participación a maestros y padres de familia quienes se comprometen a velar porque los estudiantes hagan buen uso de las bicicletas, de acuerdo con la organización. 

Los beneficiarios se comprometen a cuidar las bicicletas y hacer el uso establecido en el acta de entrega. Además, deben pagar $10.000 al año por dos años consecutivos posteriores a la entrega y después de ese periodo la bicicleta pasa a ser de ellos. Este dinero se utiliza para un fondo para reparaciones. 

‘Bicis’ aptas para el campo
Las bicicletas cuentan con capacidad de carga de hasta 100 kilos. Los asientos son ergonómicos, tiene marcos reforzados, llantas protegidas contra pinchazos, frenos resistentes al clima y todo lo anterior, dijo la firma, es muy fácil de reparar.

El diseño de las bicicletas marca Buffalo, es el resultado del trabajo que desarrolla alrededor del mundo la fundación norteamericana World Bycicle Relief, aliada estratégica de Postobón en el programa.  La fundación foránea fue creada por uno de los dueños de la empresa Sram, F.K. Day y su esposa, Leah Misbach Day. La compañía ha sido calificada en varias oportunidades como la más innovadora en componentes de bicicletas en el mundo con marcas como Rock Shox.

World Bycicle Relief ha entregado más de 200.000 bicicletas en países africanos y asiáticos con el mismo objetivo que tiene en esta oportunidad Postobón en Colombia. Y el trabajo que realizarán en alianza con la empresa local será su primera incursión nacional y la más grande que ha hecho en América Latina.

Dice Mauricio López González, director ejecutivo de Red Pacto Global, que sin duda el programa es bueno y que es un esfuerzo que se hace desde el sector  empresarial. “Lo ideal sería que las escuelas y la infraestructura en las vías fueran más cercanas a la población que requiere educarse, pero hay que trabajar con lo que tenemos. Mi Bici Postobón, es una apuesta efectiva en un tema muy complejo”.

Añadió López que es muy común oír hablar de educación pero que por lo general, la gente olvida lo obvio, que en este caso estaría en cómo llegar al lugar. “Esto es una respuesta desde lo concreto. Es una apuesta para evitar las  excusas  de las familias en zonas aledañas y lo veo como un elemento fundamental. Debemos pensar en lo elemental para poder apoyar causas como la mencionada”.

Mi Bici Postobón es tan solo una de las pequeñas cosas que el empresariado está llamado a hacer en los lugares menos favorecidos del país y que según los expertos se enfoca en el objetivo principal los jóvenes que están estudiando.

El vehículo se abre espacio en ciudades
La bicicleta se ha vuelto una tendencia no solo como medio de transporte en zonas rurales, sino en ciudades grandes como Bogotá, donde ejecutivos como Sergio Mutis Caballero, presidente del Grupo Valor, la utilizan como vehículo para desplazarse hasta su lugar de trabajo. Las jornadas de día sin carro, realizadas una vez que por año y que podrían aumentar a corto plazo sin un impulso para su uso.

La tendencia no es nueva y en países del viejo continente como España, Dinamarca, Polonia, Holanda y Francia, y en algunos asiáticos como China, la bicicleta es muy utilizada por sus habitantes. Alrededor del mundo, 800 millones de bicicletas ruedan cada día, con ventajas no solo para la salud de las personas que hacen uso de ellas, sino también para el cuidado del medio ambiente.

Las opiniones

Miguel Fernando Escobar
Presidente de Postobón

“Contamos con un programa de mobiliario escolar que se llama Mi Pupitre y ahora incorporamos estas bicicletas. Haremos un aporte inmenso al desarrollo educativo”.

Mauricio López González
Director ejecutivo de red pacto global Colombia

“Es muy común oír hablar de educación pero por lo general, la gente olvida lo obvio, que en este caso sería cómo los niños que viven en la zona rural van a llegar a la escuela”.