.
RESPONSABILIDAD SOCIAL ¿Por qué reutilizar aguas residuales tratadas?
miércoles, 5 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alberto Uribe Jongbloed

El uso eficiente del agua en los procesos de producción y una reducción efectiva de la contaminación a las corrientes hídricas, sí son posibles.

En 2010 se publicó la Política Nacional para la Gestión Integral del Recurso Hídrico (Pngirh), en la cual se establecieron los objetivos para el país en materia de uso eficiente, calidad, riesgo, fortalecimiento institucional y gobernabilidad para garantizar la sostenibilidad del agua en el país. Incidir nacional, regional y localmente en los aspectos mencionados se constituye en el desafío al que el Gobierno, sectores y ciudadanía en general debemos responder si queremos que el agua siga siendo un factor de bienestar y desarrollo.

En el marco de la implementación de la Pngirh se viene implementando una estrategia orientada a fortalecer la ejecución de procesos y tecnologías de ahorro y uso eficiente y sostenible entre los principales consumidores de agua.

Con la expedición de la Resolución 1207 de 2014, se presentan alternativas viables que de realizarse correctamente podrían lograr un uso eficiente del agua; reducción de la contaminación; reducción de la demanda de agua en zonas con oferta limitada y hasta cierto punto la transformación de conflictos por el agua.

La norma contempla una serie específica de potenciales usos del agua residual tratada y define las obligaciones que los usuarios generadores, usuarios receptores y las autoridades ambientales competentes deben cumplir para obtener, otorgar o modificar los permisos y autorizaciones a que haya lugar para llevar a cabo la reutilización.

Es importante considerar que la reglamentación del tema de reutilización fue contemplado el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, en lo relacionado con la prevención de la contaminación y mejoramiento de la calidad del agua. Conocer la norma y ponerla en práctica es tarea para poner en la lista de pendientes

La reutilización del agua residual tratada plantea requerimientos de tipo técnico, para los cuales existe una amplia gama de opciones de tratamiento disponibles para alcanzar los criterios de calidad del agua en función del uso en el cual vaya a ser usada.

La variedad de opciones, permite una multitud de combinaciones de procesos y operaciones unitarias que se pueden adaptar para cumplir los criterios específicos de calidad del agua residual a la vez que optimizar en lo económico los procesos productivos.

Los diferentes beneficios socio-ambientales y económicos que podrían resultar de la reutilización de las aguas residuales tratadas, son: En el sector agrícola: suministro de agua residual tratada en sequía, nutrientes recuperados en el agua (potencial disminución de fertilizantes) y reducción de conflictos socio-ambientales con usuarios de fuentes naturales superficiales o subterráneas.

Y en el sector industrial: disminución del consumo de agua, materias primas, reactivos así como recuperación de calor; para el usuario generador se disminuiría el pago de tasa retributiva al reducir el vertimiento o no realizaría el pago si entrega la totalidad del volumen de las aguas residuales tratadas; y para el usuario receptor, podrá tener acceso a un volumen de agua que contiene sustancias o características útiles para su proceso, ahorrándose costos de tratamiento, insumos o energía; así como, una potencial disminución de las inversiones en infraestructura.

Los beneficios ambientales con esta práctica
Gracias a la reutilización de las aguas residuales tratadas, los beneficios son: la reducción de la derivación de agua dulce y, por lo tanto, mayor caudal de fuentes superficiales para usuarios intermedios; la baja de vertimientos y mejora de la calidad del recurso hídrico; y el mejoramiento de las condiciones de calidad del agua lo que conduciría a un aumento de la calidad de los ecosistemas acuáticos y otros asociados.