.

Minera Drummond ha plantado 60.000 árboles de 30 especies nativas en el Cesar

jueves, 14 de noviembre de 2019

La compañía también cuenta con un programa de compensación ambiental con el que ha liberado 494 animales silvestres y ha recuperado más de 150 hectáreas

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Al hablar de proyectos mineros lo primero que muchos piensan es en el daño ambiental que hay detrás de las operaciones de estas compañías; sin embargo, no tienen en cuenta los proyectos que tienen para recuperar el suelo y mejorar la calidad de vida de las comunidades involucradas en su operación.

En ese sentido, compañías como Drummond que se dedican a extraer carbón han sido atacadas por su impacto y acusadas de contaminar el mar con este mineral.

Ante esto, Rafael Ortiz, supervisor ambiental de puerto de Drummond, dijo que “el color de las playas se da de forma natural, no es debido al carbón, sino a la composición de la zona”. Además, hizo una crítica a los detractores de esta actividad, pues “no es lógico que alguien esté en contra de la minería porque todo lo que consumimos y usamos a diario proviene o involucra minerales como el oro, la plata, el carbón”.

Por su parte, Enrique Álvarez, gerente administrativo de Puerto Drummond, afirmó que “el carbón es algo natural que no contamina, lo que hace daño es su combustión y, por eso, se está viendo en qué proceso se podría utilizar el carbono”. Además, agregó que “nuestros procesos están completamente diseñados para causar el menor impacto posible, realizando una actividad responsable”.

Por ello, la compañía minera tiene un plan para cubrir diversos frentes que son afectados por su actividad.

Los derechos humanos son uno de los focos de la compañía minera Drummond, por lo que capacitan a todo su personal de vigilancia en el tema y garantizan su cumplimiento con los demás empleados y personas que habitan en el área de influencia.

Alfredo Araújo, gerente de relaciones con la comunidad, afirmó que “Drummond es una compañía que busca hacer minería responsable y técnica, entendiendo que la forma más fácil de desarrollar una actividad profesional es acercándose a las personas”.

Además, el año pasado la compañía invirtió $45.702 millones en programas para mejorar la calidad del aire en sus proyectos mineros y más de $208 millones en el puerto. Esto incluye medidas como mojar el carbón para evitar la aspersión del material sobre las zonas de influencia, con lo que se previene la afectación de las personas.

Drummond también busca desarrollar a las personas que se encuentran en la zona. Por ello, el año pasado 90,7% de la contratación fue local, contando con 4.069 personas en la mina y 499 en el puerto.

Asimismo, como compensación ambiental la minera tiene un programa de protección de fauna con el que ha liberado 494 animales silvestres y ha plantado 60.000 árboles de 30 especies.

“Hay un proceso de más de 10 años en el que se ha recuperado una zona de donde extrajimos el mineral, por medio de escombreras con material estéril con el que hemos establecido geoformas que permiten su estabilidad, donde hemos plantado diversa flora. Además de la creación de cuerpos de agua que han atraído fauna que nos ayuda en nuestro proceso devuelven el proceso natural de la zona, mientras que dispersan las semillas logrando que haya mayor diversidad, fauna y flora”, indicó Armando Calvano, gerente compensaciones ambientales de Drummond.