.
INDUSTRIA

Emprendimientos sostenibles

jueves, 15 de noviembre de 2018

Son muchas las ideas de negocio nacidas del proyecto.

Mauricio Flores Marín

Nunca antes en la historia de la humanidad se había hecho tan evidente la necesidad urgente como personas de reflexionar en la manera como nos desempeñamos en los distintos ámbitos de nuestra vida, especialmente en lo económico, ambiental y social y si como tales debemos tomar decisiones urgentes, son las empresas las que deben liderar el cambio cultural y priorizar sus políticas de desarrollo sostenible.

Y mucho más en Colombia, un país con altos índices de desigualdad y con pocas oportunidades para la población vulnerable, especialmente en materia de educación, la herramienta más eficaz de inclusión y desarrollo social que se ha convertido en uno de los puntos más urgentes en los ODS que se deben cumplir en la próxima década.

Por eso, Bbva viene desarrollando desde hace varios años como parte del pensum académico de bachillerato y de la mano de las secretarías de Educación de 11 ciudades y departamentos, la iniciativa Escuela para el emprendimiento en la que los estudiantes le apuntan a formarse en finanzas personales y a fortalecer sus habilidades como emprendedores, en ese camino muchos de ellos, están trabajando en proyectos enfocados al cuidado del medio ambiente, el desarrollo social y de inclusión tecnológica.

Muchos jóvenes de comunidades indígenas, campesinas, urbanas o afro han comenzado a trabajar en sus proyectos de vida, la mayoría partiendo de lo que su entorno les aporta: material para reciclar, desechos vegetales antes considerados basura, cultivos de plantas y cría de animales y una serie de ideas de negocio que los hará más independientes y les permitirá vislumbrar un mejor futuro gracias al fortalecimiento de sus habilidades que Escuela para el emprendimiento les ha aportado.

Por eso en el Cesar, en las estribaciones de la Sierra Nevada, en el resguardo Minas de Iracal un grupo de estudiantes indígenas arhuacos han encontrado una forma de reciclar las bolsas plásticas que no solo llenan arroyos y caminos de la sierra sino que también son un problema para la humanidad: ellos tejen mochilas como las que les enseñaron a tejer sus ancestros, pero con hilos plásticos y ellos mismos están reutilizando llantas para fabricar abarcas, ese calzado tan usado y conocido por estas comunidades de la sierra.

Otro joven en el Eje Cafetero, también con llantas hace muebles, otros en una vereda cercana a Manizales, hilo dental de los empaques y costales utilizados en gran parte del país para empacar, arroz, sal y café.

Y así podríamos llenar muchas páginas. Porque son muchas las ideas de negocio nacidas en este proyecto de aula que Bbva ha desarrollado de la mano de las secretarías de Educación de más de 14 departamentos y ha beneficiado a 190.000 estudiantes y a cerca de 2.000 docentes que son formados a través de un diplomado.

Estas formas de emprendimiento, surgidas en las aulas de clase y que se adaptan a sus entornos rurales, urbanos o indígenas están revolucionando las formas de pensar de estos jóvenes que más allá de las consideraciones económicas están viendo en los temas ambientales, sociales y hasta tecnológicos la manera de sacar adelante un proyecto de vida sostenible, no solo para ellos sino también para sus familias y de paso mantener el principal precepto de la sostenibilidad: satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Ambiente 16/07/2024 Ocho de cada diez personas en el mundo, preocupadas por el futuro del planeta

Adicionalmente, el 85% de las personas siente que las marcas deben asumir la responsabilidad de ayudar a salvaguardar el futuro de nuestro planeta

Ambiente 16/07/2024 La nueva ley de plásticos implicará mayor costo para fabricar productos como pitillos

Cambiar de plástico por un material como el papel biodegradable significaría duplicar o hasta triplicar el costo total de hacer un pitillo