Firmas como el Grupo Éxito, Alsea o Mcdonald’s han disminuido el uso de este elemento, que en muchos de los casos no se considera como fundamental

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Normalmente, cuando toma un jugo o acompaña su almuerzo con una bebida, ¿siente la necesidad de pedir un pitillo? Pues bien, una de las principales afectaciones que hace el ser humano sobre los océanos está relacionada con todo el plástico que se consume y llega al fondo del mar, generando muertes de varias especies de animales acuáticos.

LOS CONTRASTES

  • Pablo MontoyaJefe de sostenibilidad del Grupo Éxito

    “Eliminar los elementos no fundamentales es un principio para la racionalización del uso de materiales. Vemos los pitillos como un elemento no fundamental”.

  • María Carolina MartínezGerente de mercadeo del Grupo Alsea

    “Todos los pitillos en las marcas de Alsea son oxobiodegradables. También ofrecemos tapas especiales o recursos distintos que no afecten la experiencia”.

Para mitigar estos efectos en el ecosistema marino, muchas de las compañías que producen o comercializan bebidas han implementado nuevas estrategias para disminuir el consumo de elementos como pitillos de plástico. Estas inician con cambios de comportamientos simples como el dejarlos de ofrecer a menos que el cliente lo pida, hasta cambios de material, llegando a implementarse, entre otros, elementos a base de maíz.

Para citar un ejemplo, desde octubre del año pasado, McDonald’s ya no ofrece pitillos de plástico a sus clientes y simplemente los brinda en caso de que el comprador expresamente lo solicite. Esta medida se toma bajo el contexto de sostenibilidad de la empresa, que ha sido acogida por el público colombiano, puesto que según cifras de la compañía, seis de cada 10 clientes han preferido no hacer uso de los pitillos durante la prueba piloto.

“Estamos buscando maneras de usar nuestra escala para el beneficio de la sociedad y del medio ambiente. Eso es parte de los nuevos objetivos globales de la plataforma ‘Scale For Good’ de McDonald’s, que nosotros llamamos ‘Receta del Futuro’ en América Latina”, comentó Woods Staton, presidente de la Junta Directiva de Arcos Dorados.

Con este tipo de esfuerzos, la compañía de comida rápida pretende que para final de 2025 completar su transición hacia el uso de materiales 100% renovables, reciclables o de fuentes certificadas a nivel mundial. Por medio del no ofrecimiento de pitillos se reduciría en la región el consumo de 300 toneladas de plástico.

Sin embargo, esta no es la única forma de tratar este inconveniente y un claro ejemplo de esto es el actuar del Grupo Éxito, que no ha optado por la supresión del utensilio, sino que ha cambiado su material.

“En almacenes tenemos pitillos de otros materiales, unos son en papel y otros son en bagazo de maíz y para los mezcladores estamos usando palitos de madera”, explicó Pablo Montoya, jefe de sostenibilidad del Grupo Éxito.

Según explicó Montoya, para conseguir que todos los espacios que se manejan bajo las marcas del Grupo Éxito cumplieran con esta iniciativa, se dio un proceso gradual, que no se hizo público hasta octubre del año pasado, cuando lograron la erradicación de todos los pitillos de plástico de Éxito.

Así mismo, las cadenas de restaurantes o de consumo de alimentos del Grupo Alsea, entre las que sobresalen Archie’s, Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King o PF Changs tienen en su estantería pitillos oxobiodegradables, los cuales, como su nombre lo indica, cuentan con un proceso de degradación mucho más ameno con el ambiente, frente al proceso del plástico, que puede tardar hasta 1.000 años en descomponerse por completo.

“Como compañía, uno de nuestros pilares es el medio ambiente y buscamos dar un uso eficiente a los residuos. A partir de eso, cada una de las marcas, dependiendo de la necesidad al usar un pitillo, tiene una estrategia diferente. En el caso de Archie’s desde hace cuatro años se empezó a trabajar el proceso de reducción de uso generalizado del material”, explicó la gerente de mercadeo de Alsea, María Carolina Martínez.

Así mismo, Martínez destacó el cambio de hábitos del consumidor como otro de los pilares para los que se haya disminuido el uso de este elemento. Tras la implementación de estas medidas, el Grupo redujo el consumo de pitillos en aproximadamente 66%, en todas sus marcas.

Entre otras firmas que han dado pasos para mitigar el impacto de los pitillos de plástico en el medio ambiente se encuentra la compañía AccorHotels, la cual lideró recientemente la campaña ‘¿Pitillos para qué?’, mediante la que se eliminó el uso de los utensilios de plásticos en su red de hoteles en América Latina.

Por su parte, Crepes & Waffles inició desde hace tres años su campaña #SinPitilloPorfa, con la que se busca que los comensales opten por no utilizar el pitillo, para así generar una consciencia colectiva entre los demás usuarios de que son más los daños que los beneficios del uso de este.

Este es un tema que no ha sido exclusivo de las cadenas de restaurantes y de café, puesto que hoy día incluso se sigue hablando de la posibilidad de que usar estos pitillos de plástico se prohiba.