.
EDITORIAL Un verdadero gerente a la vida religiosa
martes, 2 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La Semana Santa pasada fue la puesta en escena de un nuevo Papa que seguro le dará un giro positivo a la Iglesia católica

La Semana Santa pasada fue la puesta en escena de un nuevo Papa que seguro le dará un giro positivo a la Iglesia católica
 
El fervor católico en la Semana Santa que acaba de pasar, estuvo sin duda influenciado por el estreno de Francisco, quién con un nuevo estilo,caracterizado por la sencillez y buenas maneras, está dando las primeras señales de que su misión como máximo jerarca es la de rescatar de la apatía y aburrimiento a millones de feligreses. Y sumar muchos más.
 
Es un esfuerzo de grandes dimensiones que tiene elementos religiosos que los expertos en esos temas analizarán con más profundidad que un diario económico. La modernización de muchos aspectos de la religiosidad estarán en la primera línea de la agenda de Santo Padre. Con todo el respeto por las ideas religiosas, en el mundo actual hay que aceptar que la globalización ha tocado a las iglesias. En el capitalismo hay una ley de la que nada ni nadie escapa: si no hay mercado, no hay ventas, que en términos religiosos equivale a decir que sin fieles y sin dinero, no es posible sostener la misión religiosa.
 
Y en el caso de los católicos, es ahí donde el liderazgo del Papa Francisco será determinante. Y a decir verdad ha mostrado ya signos evidentes de que quiere administrar o gerenciar a la iglesia para que los réditos se expresen no en dinero como se habla en cualquier empresa, sino en mayor religiosidad. El Papa ha mostrado que le gusta trabajar en equipo, que tiene una agenda y una ruta claras con tiempos definidos, lo cual es una demostración de eficiencia.
 
Como jefe de una de las congregaciones más importantes y grandes del mundo, el Papa Francisco también ha dado las primeras muestras de un gran liderazgo, sorprendiendo a los fieles, como lo hizo en la Semana Santa. Su creatividad, innovación y relaciones humanas, han producido una reacción grata con sus clientes como los llamarían en una empresa.
 
El Papa maneja buenas relaciones con su antecesor Benedicto XVI, lo cual es otra señal de querer construir con sentido de historia y no pretender culpar a sus antecesores de los evidentes problemas de la iglesia. Sería muy fácil adoptar esa posición protagónica de cambio que seguramente resultaría rentable para sus intereses, pero no para lo que representa. Durante una de las celebraciones de la Semana Santa, Francisco le pidió a los sacerdotes católicos “salir a la periferia”, mensaje transcendental si se tiene en cuenta que una de las razones de alejamiento de la gente es el poco interés que muestran los prelados por los problemas diarios de las comunidades, especialmente de los más pobres. “El sacerdote que sale poco de sí se va convirtiendo en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor ya tienen su paga, y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón”, ha sentenciado el máximo jerarca de los católicos.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 27/09/2021 Vienen jornadas de alta tensión desde China

Las medidas adoptadas por el partido comunista sobre criptomonedas, más el inminente impago de Evergrande pondrán a prueba la dependencia de las economías emergentes de país asiático

Editorial 25/09/2021 El presupuesto no es ley de leyes donde todo cabe

La corte debe estar atenta porque el ministerio de Hacienda convirtió el presupuesto en una súper ley a la que le cabe de todo como refor-mar pensiones y acabar garantías políticas

Editorial 24/09/2021 Borrar con el codo lo que se hace con la mano

Luego de haber sacado con gran probidad la reforma tributaria por más de $15 billones, yerra el MinHacienda al pretender cargar el erario con traslados pensionales exprés

MÁS EDITORIAL