.
EDITORIAL ¿Ricos contra pobres en la tributaria?
lunes, 1 de diciembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Congreso debe ser el escenario de análisis para debatir la ley de financiamiento ahora que aparecen los lobistas. 

“There ain’t no such thing as a free lunch” es una expresión inglesa que adoran los economistas para referirse a que las cosas no son fortuitas ni gratuitas. En pocas palabras “no hay almuerzo gratis” en una economía de mercado, al punto que la expresión tiene si propia sigla ‘TANSTAAFL’ y que se acomoda en todas las discusiones o las tomas de partido que sorprenden, como es la discusión de la Ley de Financiamiento que ha presentado el Gobierno Nacional ante las comisiones económicas del Congreso de la República. Los grandes grupos económicos ya pusieron sus lobistas a trabajar en los medios de comunicación, en el Senado y por supuesto en la Cámara. Recordemos que durante la discusión de la reforma tributaria de 2012, el exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo -palabras más palabras menos- que iba a poner a ‘llorar a los ricos’, la frase causó revuelo, pero la reforma no tuvo mayores recaudos, tal como lo vemos ahora ante las disminuidas arcas del Estado, como consecuencia de reformas  a medias, y más que eso, negociadas con los lobistas.

En tiempos de no estudio de reformas tributarias, es decir durante pocos meses del año, pues cada 23 meses se presenta un proyecto, es común oír a los gremios económicos pedir a gritos una reestructuración estructural de los impuestos en Colombia, pero cuando llega la hora de radicar el proyecto en el Congreso, todos mueven sus fichas para convertir cualquier iniciativa en un retazo de una colcha tributaria colombiana que bien vale la pena volver a tejer, pero con seriedad y sentido de país. Los gremios y sus lobistas no saben qué atacar, si el incremento del Cree o el impuesto contra la pobreza, lo cierto es que desde hace dos semanas se han enfilado las baterías para ablandar la tibia reforma tributaria que ha presentado el ministro Cárdenas.

Es cierto que el Cree se puede aliviar en beneficio de los generadores de empleo, pero nunca cambiarla por un aumento del IVA como lo han recomendado algunos tributaristas, quienes olvidan que Colombia es el país más inequitativo de la región y uno de los primero en el mundo. No podemos tumbar el otrora impuesto al patrimonio o de la riqueza para poner más IVA, sería apretar verdaderamente la clase media que es la que siempre paga todo con la retención en la fuente y el antibancario 4 por 1000. Las comisiones económicas no pueden caer en el juego de armar una lucha entre ricos y pobres que no nos lleva a ninguna parte. Colombia debe avanzar en todos los campos y uno de ellos es ser más equitativo en el pago de impuesto y sobre todo ampliar la base tributaria, pero no podemos recorrer ese camino si todo lo convertimos en disputas sociales. El ministro Cárdenas y el director de la Dian han hecho una buen trabajo con la reforma que debe ser estudiada con seriedad.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/06/2021 No se pueden perder las ganas de hacer empresa

No puede pasar desapercibido que las empresas le han hecho saber al Gobierno que aportarán más impuestos de los que pagan hoy en día para avanzar en los programas de inversión social

Editorial 12/06/2021 Lo malo no es la burocracia, es su incompetencia

Pedir que haya menos burocracia estatal es un estribillo raído, pero ese no es el asunto más grave, es su incompetencia, el bajo impacto que tiene en las políticas públicas de largo plazo

MÁS EDITORIAL