.
EDITORIAL

Menor inflación en EE.UU. es una buena noticia

viernes, 11 de noviembre de 2022

El dato anual de 7,7% de octubre, menor de lo esperado, le da tranquilidad a los mercados en tanto que la Fed podría moderar su discurso de subida de tasas de interés

Editorial

Cuando Estados Unidos estornuda, el mundo se resfría, según dice el adagio popular. Y a la luz del más reciente dato de inflación, publicado ayer, esa afirmación no podría ser más cierta. Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron en octubre menos de lo que esperaba el mercado, mientras que la inflación subyacente parece haber tocado techo, lo le que permitiría a la Reserva Federal reducir sus fuertes incrementos de tasas de interés. El índice de precios al consumidor subió 0,4% el mes pasado, luego de haber aumentado en esa misma proporción en septiembre, lo que significa que en los 12 meses transcurridos hasta octubre, el IPC aumentó 7,7% después de haber subido 8,2% en la misma base en septiembre. Esta es la primera vez desde febrero que el alza anual del IPC estuvo por debajo de 8%, incluso después de haber tocado un máximo de 9,1% en junio, lo que significó el mayor avance desde noviembre de 1981.

Esta es una buena noticia si se tiene en cuenta que la Reserva Federal llevó a cabo una cuarta subida consecutiva de las tasas de interés de 75 puntos básicos durante la semana pasada y dijo que su lucha por reducir la inflación hasta el objetivo de 2% requeriría una nueva subida de los costos de los préstamos.

La situación no es muy diferente en Colombia, donde la inflación también toca máximos de hace más de dos décadas. El último dato, publicado a finales de la semana pasada, mostró que la inflación en el año corrido llegó a 10,86% y la anual a 12,22%, encareciendo el costo de vida. La cifra es la más alta desde marzo de 1999, cuando el IPC anual llegó a 13,51%. Este panorama ha obligado a los codirectores del Banco de la República a subir las tasas hasta 11% y llevar el costo del dinero a 12% o 13% para el final del año, pues siempre son reaccionarios a la fórmula que aplica la Reserva Federal.

Que la Fed tenga un discurso menos agresivo, después del dato de inflación, también le daría señales al Banco de la República para moderar la política monetaria nacional, pero aún se tendrá que analizar el comportamiento del IPC, pues el mismo Emisor no espera que baje de 7% anual el próximo año, manteniéndose aún lejos del rango meta, según el último Informe de Política Monetaria.

El dato de inflación de Estados Unidos le da entonces un respiro a los mercados financieros y es una buena noticia en tanto que, si la Fed modera su discurso de alza de tasas, de alguna manera se mitigan las preocupaciones de fuga de capitales en Colombia por cuenta de un mejor balance de rentabilidad versus riesgo en el país norteamericano. La cifra incluso se sintió en el precio del dólar, que ya completó tres jornadas consecutivas a la baja y ayer cayó con fuerza más de $100, cerrando por debajo de los $4.810 por primera vez desde hace tres semanas.

Las buenas noticias seguirán a medida que se confirme la tendencia bajista de la inflación en Estados Unidos y otros países. Pero habrá que esperar a ver cómo se comportan los precios en los dos últimos meses del año, sobretodo en diciembre, pues, como efecto de la demanda en época de Navidad, Año Nuevo y vacaciones, suele ser un mes con altas cifras de inflación.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/02/2024 El peligroso fantasma del crowding out

Que la economía esté en negro por aporte del sector público y su gasto, mas no por acción productiva del sector privado, significa que la primera víctima es el pago de impuestos

Editorial 21/02/2024 En el acceso a viviendas puede estar la respuesta

En Gran Bretaña se está dando un debate sobre el gran desengaño de la sociedad por no tener acceso a vivienda, un drama que en Colombia pasa en silencio y que puede capitalizarse

Editorial 20/02/2024 Bienvenida la autonomía fiscal de las regiones

Poco a poco se abre una gran caja de Pandora en la forma como está organizado el país político y fiscal, permitir que las regiones puedan avanzar en la autonomía es un salto