jueves, 27 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La junta de Banco de la República debe reducir más los tipos de interés si quiere un consumo más dinámico

Reiteramos que para crecer al cinco por ciento durante este 2012 y no bajar de esa cifra para el año próximo, se deben hacer todos los esfuerzos al alcance para que los colombianos consuman más y las empresas generen nuevos empleos fruto de esta dinámica. Un escenario ideal para el último trimestre del año en el que están puestas las esperanzas de ventas de miles de empresas que buscan cumplir sus presupuestos.

Hoy que se reúne nuevamente la Junta Directiva del Banco de la República, es casi un imperativo que bajen las tasas de interés al sistema financiero, de tal manera que los bancos trasladen oportunamente esta decisión a los cuenta habientes y se genere una buena noticia financiera con consecuencias directas en el consumidor. De nada se vale que las cifras macro reflejan el control de la inflación y sigan dándole la razón al Emisor, y que la economía en general muestre un buen crecimiento, si eso no se nota entre los consumidores. Si eso se mantiene es una tarea a medias.

Los precios de los bienes y servicios se mantienen y en algunos casos se reducen producto de la competencia y la materialización de tratados de libre comercio. Pero esa situación no se compadece con el existente temor de la gente a consumir, a usar el cupo de su tarjeta de crédito por las altas tasas de interés que deben pagar. La tasa de usura que sigue siendo el techo de la mayoría de los créditos de consumo (léase compras con tarjetas de crédito) sigue en los estrambóticos niveles del 31,19%, toda una locura crediticia en un momento en el que la recesión golpea a la puerta de varias economías europeas. La última vez que el Emisor tocó las tasas fue durante la última semana de agosto pasado cuando las bajó a 4,75% efectivo anual, la segunda reducción consecutiva desde que el entorno internacional hizo lo propio.

Pero ha pasado un mes después de eso y la decisión de 25 puntos a la baja no la ha sentido el mercado local. Se necesita que los tipos de interés del Emisor estén muy por debajo del 4,25% para que se note en el consumo directo de los colombianos. Esa decisión del Banco de la República no es la única que se espera para hoy, también los exportadores quieren que la banca central compre más dólares en el mercado para que repunte la moneda estadounidense y se puedan aprovechar más los costos internos por las exportaciones. También hace un mes, el Banco de la República empezó a comprar una meta de US$700 millones para mantener una tasa oficial del dólar más competitiva, pero los empresarios piden más intervenciones.

Al Banco le llegó la hora no solo de bajar más las tasas, sino de hacerlo más rápido, no de 25 en 25 puntos básicos cada mes. Se necesita una señal de consumo responsable que empuje el PIB en este trimestre.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 26/09/2020 El dinero barato debe llegar a los cuentahabientes

Es histórico: la tasa de interés del Banco de la República al sistema financiero está en 1,75%, un costo nunca visto en Colombia, al tiempo que el costo de vida anualizado no supera 2%

Editorial 25/09/2020 El salto digital de la pandemia no se puede perder

Si algo bueno va dejando la pandemia con sus cuarentenas a bordo es la aceleración de la transformación digital de las empresas, que no se debe ralentizar en los próximos meses

Editorial 24/09/2020 Todo comienza con la confianza comercial

El Índice de Confianza Comercial se ubicó en 13,8% por primera vez en seis meses, lo que señala el camino de una recuperación, pero hay que traducir el dato en realidad económica

MÁS EDITORIAL