.
EDITORIAL La receta Echavarría para el remate del año
viernes, 6 de octubre de 2017

El Emisor insiste en la alerta roja por las deudas, al tiempo que sigue con la política de tasas bajas y mantiene su preocupación por los alimentos

Editorial

El gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, ha hablado esta semana en un par de ocasiones y de sus palabras -tanto en el Congreso como en el Simposio de Mercado de Capitales de Asobancaria- se desprende una suerte de receta para tener en cuenta de lo que será la economía de remate del año y las perspectivas para 2018 que poco a poco toca a la puerta.

A Echavarría y sus codirectores les preocupa el incremento de la cartera morosa en el entendido que “se vienen tiempos inciertos y por eso es necesario pedirles a los ciudadanos cautela la hora de adquirir deudas”. Va más allá y enfatiza que si la economía continúa creciendo a tasas bajas en términos de PIB, la cartera mala podría seguir creciendo, con graves consecuencias para los consumidores. Una advertencia (o consejo) que podría tildarse de “en contravía” o contradictorio de las mismas políticas expansivas del Emisor, pues se están dando permanentes reducciones en las tasas de interés. Según el Gerente General, “los recortes se han percibido en casi todas las modalidades de crédito, salvo en los de consumo, donde todavía este beneficio se ha visto muy poco”.

Podría entender que una es la política monetaria que se maneja de cara al Gobierno y a las empresas y otra hacia los consumidores. Como consejo Echavarría les dice a los colombianos “ojo con las deudas”, pero como línea del Banco se bajan las tasas. Algún ortodoxo podría preguntar para qué bajan las tasas si la gente no puede endeudarse. Está claro que el bien superior es la inflación y que no importa cuán bajas estén las tasas de intervención si la variación de precios está por fuera de la meta del Emisor que es de 4%. “Si el próximo año vemos, como esperan los analistas del Banco, que la tasa de inflación podría caer pronto de 4% a 3,5% para marzo, pueden estar seguros de que recortaremos las tasas”. Lo mejor sería esperar hasta bien entrado el primer trimestre del año cómo es el comportamiento o la evolución de la cartera para incentivar a endeudarse a los consumidores con tasas bajas.

En el Simposio de los banqueros en Cartagena, Echavarría planteó que la inflación estará cerca de 4% y 3% para 2017 y 2018, respectivamente, pero que los resultados aún dependen excesivamente del comportamiento de los alimentos.

La economía tocó fondo: para 2017 se esperan tasas de crecimiento del PIB entre 1,6% y 1,8%; para 2018 se esperan tasas que podrían estar entre 2,5% y 3%. Las tasas de interés de política han descendido 250 puntos desde diciembre del año pasado, lo cual se ha transferido a la economía a través del sistema financiero, excepto para el consumo, en donde vale la pena recalcar que la deuda en los hogares es alta y los mismos bancos son precavidos.

De lo que menos habla el Emisor y sus actores es de la tasa de cambio, un terreno que se presta más para los juegos econométricos y para la especulación, no obstante es una de las áreas de mayor preocupación de los empresarios y los consumidores. Casi todas las apuestas -mirando el entorno y la coyuntura- prevén un dólar similar al del año pasado, es decir en torno a $3.000 para cerrar el año. El agite internacional (Trump, Corea del Norte y Cataluña) tienen los mercados nerviosos, al tiempo que la fuerte temporada de huracanes están manteniendo el barril de petróleo por encima de US$50.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/09/2021 El imperativo de atraer inversión extranjera directa

Todo rally presidencial en el exterior debe medirse por su efectividad para atraer inversión extranjera, que de lograrse, daría el empujón que necesita la generación de empleo

Editorial 20/09/2021 El covid ha muerto, larga vida al covid

Las cifras de muertes por el covid siguen en retroceso, mientras el mundo siente en pleno la llegada de la normalidad, pero más allá del anhelo, hay cosas que llegaron para quedarse

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

MÁS EDITORIAL