.
EDITORIAL

La economía tras las pólizas de seguros

miércoles, 14 de febrero de 2024

Primas permitidas

Foto: Gráfico LR

Una manera de medir el grado de pesimismo u optimismo es mirar el comportamiento de los seguros, por lo que se ve, hay preocupación por la oleada de inseguridad que vive el país

Editorial

Tim Harford es uno de los columnistas con más audiencia en el Financial Times, pero más conocido por sus libros, entre los cuales destacan: ‘El economista camuflado’, (Ediciones MR, 2007); ‘La lógica oculta de la vida’, (Ediciones MR, 2008) y ‘El poder del desorden’, (Debolsillo, 2018), entre otros, textos para no economistas en los que trata de sensibilizar cómo la economía explica todas las decisiones de la vida cotidiana.

Uno de los caminos o filtros que propone el autor inglés para acercarse al árbol de las decisiones es entender el mercado de los seguros; el gran universo de las aseguradoras y de las opciones de las personas; aplicando la máxima popular de que si las cosas marcharan sin aspavientos y con seguridad, no habría un mercado o espacio para el azar o las encrucijadas. Es decir: si todo va sobre ruedas y no hay temores ni inseguridades, derivadas de las sociedades violentas o de las mismas catástrofes naturales, nadie aseguraría nada. “En el paraíso no había aseguradores de los bienes terrenales”.

A la luz de los resultados del sector asegurador en Colombia -cifras del año pasado- el negocio “marcha sobre ruedas”, mientras la economía en general solo crecerá poco menos de 1%, el sector subió sus ingresos 7%; es de los pocos que pueden mostrar este buen desempeño; no solo porque es un negocio eficiente y competitivo ofrecido por un sólido sector financiero, sino porque las compañías líderes son colombianas que conocen los altibajos y ciclos del mercado.

La industria aseguradora en 2023 emitió un total de $50,6 billones en primas, lo que representó un incremento de 7% respecto a 2022. Atendieron reclamaciones por más de $21,89 billones, 3% más comparado con 2022, según Fasecolda, en su balance anual. Durante el año pasado, un colombiano invirtió en promedio $970.177 en seguros. Las reclamaciones estuvieron distribuidas entre eventos como incendios, temblores, avalanchas, inundaciones, accidentes de tránsito, enfermedades laborales, accidentes, entre otras.

Que los bancos ofrezcan seguros exprés de bajo monto en los cajeros electrónicos o dispensadores de dinero en la calle es la manera más clara de entender que cuando la inseguridad acecha, siempre habrá una solución para que el riesgo de perderlo todo sea menor.

Los seguros generales fueron los que más primas emitieron en 2023 con $23,86 billones, un alza de 14%. Luego, les siguieron los de seguridad social, con reclamaciones por $15,7 billones, y los de vida, con $11,05 billones. En los seguros generales, por concepto de autos y transporte, se desembolsaron cerca de $3,5 billones, lo que representó una caída de 6% con relación a 2022.

Fasecolda resalta que, del total del parque automotor, tan solo 12,2% de los vehículos tiene un seguro voluntario. La economía colombiana que se observa tras las pólizas de seguros muestran que el país nada en medio del miedo e incertidumbre, y que la desconfianza que genera la ola de inseguridad a lo largo y ancho del país, se refleja en los seguros, que por fortuna existen.

Puede haber sociedades y economías en el tercer mundo tan riesgosas y deterioradas, que ni los mismos seguros funcionen, no es el caso de Colombia, pero un atisbo de esta eventual fase de destrucción de lo construido es lo que pasa con el Soat o la corrupción con el sistema de salud. Siempre habrá otra manera de mirar la realidad de la economía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 12/04/2024 Para la reforma pensional hay más consenso

Si el Congreso no es inferior al reto y hace una reforma pensional bien hecha, se aclarará un pendiente social, debe hablarse de la edad de jubilación para no hacer una chapuza

Editorial 11/04/2024 Sin agua, pero con más días de pico y placa

Competitividad y productividad son dos palabras clave para el desarrollo de Bogotá, y que parecen no conjugar, pues todo está dispuesto para que nada funcione ni mejore

Editorial 10/04/2024 Con Venezuela, la cosa siempre será compleja

La cumbre Petro - Maduro no fue más fácil que otros encuentros presidenciales en la larga historia de “matrimonio” de los dos países, lo que debe primar es la economía de mercado