.
EDITORIAL La economía bajo acecho del nuevo Ómicron
lunes, 29 de noviembre de 2021

La nueva variante del coronavirus identificada en suráfrica, denominada B.1.1.529, puede convertirse en un dolor de cabeza para una economía frágil en plena recuperación

Editorial

No se puede olvidar que hace solo un par de años, el 8 de diciembre de 2019, al inicio del año chino de esa temporada, saltó en silencio el llamado covid-19 desde una marisquería en la desconocida ciudad de Wuhan, un virus incontrolable destinado a desolar el mundo. Solo en Colombia ha matado, según cifras oficiales, más de 128.000 personas y ha obligado al Gobierno Nacional a endeudarse para atender la pandemia. Por tanto, no es un asunto menor que la Organización Mundial de la Salud, OMS, declarara como “variante de preocupación” la anteriormente conocida como B.1.1.529, identificada en Botswana, Bélgica, Hong Kong e Israel, pero muy propagada en Suráfrica. Se le ha llamado Ómicron, nombre de la decimoquinta letra del alfabeto griego, vocal que se transcribe como la “o” del alfabeto latino, y se usó por el orden de las denominaciones de la organización.

La información relevante de la OMS sobre Ómicron hizo que las bolsas de todo el mundo tuvieran un verdadero viernes negro la semana pasada y que el petróleo bajara de los US$80 el barril, afectando las monedas emergentes, entre ellas el peso que ha subido hasta los $4.000, un precio que en nada ayuda en un contexto de precios altos y de variación por encima de las expectativas.

Pero lo que más asustó, y sigue sembrando incertidumbre, fueron las palabras del presidente de Estados Unidos, Joe Biden: “La OMS identificó una nueva variante de covid que se está propagando por Suráfrica. Como medida de precaución hasta que tengamos más información, estoy ordenando restricciones a los viajes aéreos desde Suráfrica y otros siete países”, una información que ha puesto nuevamente la economía en terreno de alta incertidumbre.

Pocas cosas se saben, hay mucha prudencia entre los gobiernos, pero los mercados han somatizado la situación buscando nuevamente refugios más seguros para las inversiones. Para los expertos en el tema, como James Gallagher, “una ‘variante de preocupación’ es la categoría más alta dentro del listado de variantes de covid creado por la OMS (...) La decisión agrega peso a la creciente preocupación científica sobre la peligrosidad de esta nueva variante, pero no cambia ninguno de los hechos.

La variante tiene una asombrosa colección de mutaciones que se cree que aumentan su capacidad para propagarse y eludir parte, pero no toda, de la protección de las vacunas”. Y justamente ese es el punto de gran preocupación, qué tan útiles son las diferentes vacunas para atender a Ómicron, una inquietud que puede tardar semanas en aclararse si se parte del tiempo que llevó investigar sobre el covid-19.

Por ahora, lo único que es recomendable es aplicar de nuevo restricciones a los vuelos para retardar su llegada, el uso del tapabocas, la constante limpieza de manos, el miedo a las aglomeraciones, a las multitudes y el máximo cuidado con el contacto. Observando la situación desde un ángulo más optimista, mucho se ha aprendido en tiempos del coronavirus y una nueva cepa o variante podría ser manejada con mayor efectividad; las grandes farmacéuticas saben hoy mucho del tema y podrían salirle al paso a una situación de crisis.

Lo importante es tener máximos cuidados, poner en práctica los conocimientos adquiridos y seguir las recomendaciones de los gobernantes y expertos para que no haya mucho que lamentar. El mundo se ha entrenado en la fórmula para enfrentar una pandemia de este tipo. Esta vez el covid-19 no nos puede volver a tomar por sorpresa.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/01/2022 La Alianza del Pacífico, la ruta al desarrollo

Nadie puede desconocer que buena parte del futuro de Colombia está en el Pacífico. la Alianza con países de esa cuenca es la fórmula para garantizar un salto económico

Editorial 27/01/2022 Empezar a vender petróleo a dos manos

Precio del petróleo Brent alcanza los US$90 por primera vez desde octubre de 2014 y las cuentas nacionales empiezan a mejorar, solo falta un buen plan para la bonanza por venir

Editorial 26/01/2022 Los oídos sordos del Ministerio de Transporte

La accidentalidad que involucra ciclistas va en aumento al ritmo del crecimiento de la movilidad en bicicleta, pero la autoridad del transporte no moderniza las normas

MÁS EDITORIAL