miércoles, 28 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Es importante entrar a revisar a la baja las cifras para que el empresario pueda calibrar sus presupuestos de 2014

Es importante entrar a revisar a la baja las cifras para que el empresario pueda calibrar sus presupuestos de 2014
 
Luego de un crecimiento de la economía de un 2,8% en el primer trimestre de este año, la tasa más baja para tres meses desde hace tres años, y sin conocer los resultados del segundo trimestre que el Dane está próximo a dar a conocer, es evidente que merece hacerse una revisión detenida, seria y sin apasionamientos sobre lo que será el comportamiento económico en 2013, cuya previsión del PIB estaba en un promedio de 4,0%, luego de ponderar las expectativas oficiales más optimistas con las de analistas que preveían un registro por debajo de la media.
 
Evidentemente, lo ocurrido en los últimos días con la parálisis del sector agropecuario y las interrupciones en la producción de carbón, introducen elementos contundentes para sentarse a revisar los datos, pero la realidad es que desde semanas atrás ya comenzaba a haber señales acerca de un cierto desaliento de la actividad productiva, más serio de lo esperado, contrario a lo dicho por las mismas autoridades económicas. Lo que está ocurriendo con el sector minero requiere una reflexión seria. En el caso del carbón, la producción ha estado afectada por conflictos laborales cuyo impacto no solo golpea a las empresas, sino también a la economía y al sector exportador.
 
Al cierre del primer semestre, la industria manufacturera decreció 5,5% mostrando una clara tendencia a la recesión y con señales de estancamiento estructural, pues 34 de los 48 subsectores de la muestra presentaron una caída en sus niveles de producción. El tema ha sido objeto de debate, al punto que el Gobierno ha planteado cambiar de prioridad en el sentido de buscar mecanismos para empujar la actividad productiva interna, antes que seguir con la firma de tratados de libre comercio. Las exportaciones tampoco muestran buen comportamiento. Al cierre de la primera parte del año, las ventas al exterior bajaron 4,1% notándose un dramático estancamiento de los productos provenientes de la industria y del sector agro, sectores que escasamente representan una cuarta parte del total, dejándole las otras tres cuartas partes al petróleo, minería y oro, en una clara demostración que el sector externo ha regresado a una poco conveniente primarización, que en términos de generación de empleo y valor agregado no es la mejor opción.
 
Los datos sobre la evolución del comercio tampoco están siendo destacados. En los seis primeros meses, las ventas crecieron solo 2,9% frente al mismo período del año anterior y actividades como la venta de carros registran un retroceso. Para destacar están las cifras de la construcción, en particular las de vivienda, que al primer semestre registran un aumento en el licenciamiento de 23% y hay una expectativa grande sobre las obras civiles, aunque hay que tener en cuenta que por restricciones legales, el período preelectoral se caracteriza por una parálisis en la contratación.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 01/10/2020 “Mi negocio va bien, pero el país va muy mal”

Al entrar en el último trimestre del año es pertinente revisar cuáles son las posiciones no solo frente al cierre de un annus horribilis, sino sobre qué pasará con la economía nacional

Editorial 30/09/2020 No es sano hacer parte de una disputa electoral

El nombre de Colombia ha salido a flote en la disputa electoral por la Casa Blanca, un hecho inevitable que puede ser malo porque va a haber un ganador con quien se debe optimizar el TLC

Editorial 29/09/2020 Invertir más y pagar el servicio, retos eléctricos

Esta semana se ponen en marcha Afinia y Aire, empresas que remplazarán a Electricaribe. La inversión es muy importante para mejorar el servicio, pero la cultura de pago debe llegar

MÁS EDITORIAL