.
ANALISTAS ¿Finalizaron las emisiones estadounidenses?
jueves, 20 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los medios de comunicación han celebrado con gran entusiasmo el anuncio de la finalización del Quantitative Easing –QE- o expansión cualitativa, herramienta no convencional de política monetaria utilizada por la Federal Reserve de los Estados Unidos, la FED, y algunos otros bancos centrales, con el fin de reducir las tasas de interés y aumentar el suministro de dinero, comprando en el mercado bonos estatales y papeles privados. 

Empleo la frase expansión cualitativa, porque la FED escoge, selecciona con base en sus efectos sobre la economía,  las empresas a las que les comprará papeles, la banca y las financieras, en especial.

Otros países también suelen utilizar dicha herramienta para combatir la deflación o caída de los precios de los bienes en el mercado, lo contrario de la inflación. Con tal fin inundan los bancos comerciales con dinero,  para que estos a su vez  promuevan sus préstamos al sector privado.  Esta herramienta se conoce en términos coloquiales como la ‘impresora de dinero’.

La revista Forbes prevé, como resultado de esta finalización, que tanto el precio del dólar como las tasas de interés se eleven a la par, al tiempo que las acciones en bolsa ya no se valorizarán tanto como en meses recientes. Esta valorización artificial fue causada en parte por la abundancia de circulante producida por las emisiones de dinero.  

Si las acciones en bolsa se estacionan y la cotización del dólar se elevara, equivaldría esto a que las acciones hubieran continuado al alza. Coincidencia inesperada se presentaría si el dólar y las acciones elevaran sus precios a la par.  Otra posibilidad que no se puede descartar es una corrección fuerte, a la baja, en los precios de las acciones.

Pero, como es sabido, la FED ha prometido mantener las tasas de interés bajas durante algunos meses más. ¿Cómo lo hará? Sencillo, la FED posee bonos y papeles por 4,5 billones de dólares de los de doce ceros, los cuales se le madurarán poco a poco, y con este mismo dinero, adquirirá de nuevo bonos y papeles del sector privado para sostener la lenta reactivación de Estados Unidos, manteniendo bajas sus tasas de interés.

Tras el empleo temporal de las herramientas para el dinero y el crédito fáciles,  no retornan los países sin contratiempos a la senda de la prosperidad, el crecimiento sostenible y el empleo elevado. Con frecuencia son fuente de malas inversiones, inestabilidad y recesiones futuras.

Conclusión. La expansión cualitativa de los estadounidenses no ha terminado totalmente, opinión que comparten tanto Forbes como del diario The Wall Street Journal.