.
DEPORTES

Messi en Miami coronaría apuesta de Beckham de convertir esta ciudad en futbolera

jueves, 8 de junio de 2023
Foto: David Beckham in Tokyo in October 2017.

Beckham está cerca de convencer a Lionel Messi para que juegue en su equipo, el Inter de Miami

Bloomberg

David Beckham ha sufrido derrota tras derrota en su búsqueda de casi una década para convertir a Miami en una ciudad futbolística.

Ahora, la ex estrella del Manchester United y del Real Madrid está al borde de lograr un gran hito: gracias a un acuerdo de millones de dólares de Apple Inc. y Adidas AG, Beckham está cerca de convencer a Lionel Messi para que juegue en su equipo, el Inter de Miami. Lo que es aún más sorprendente es que, según los informes, la superestrella argentina estará rechazando la oferta de US$400 millones al año de Arabia Saudita para mudarse a Estados Unidos, lo que asesta un fuerte golpe al intento del Reino de impulsar sus ambiciones deportivas.

Beckham, de 48 años, comenzó a trabajar para hacer despegar al Inter Miami con socios en 2014. Era parte del acuerdo que había negociado con la Major League Soccer cuando dejó el Real Madrid en 2007 para unirse a LA Galaxy, lo que le dio derecho a comprar un equipo de expansión de la MLS por US$25 millones al retirarse.

El Inter Miami con un valor de US$585 millones a fines del año pasado, según Sportico, lo que la convierte en la décima franquicia más valiosa de la MLS, en función de sus ingresos y propiedades inmobiliarias. Aunque Beckham solo tiene una participación minoritaria en la franquicia, la incorporación del que posiblemente sea el jugador más famoso del mundo debería aumentar su valor.

“Beckham era grande y Messi es más grande”, dijo Steve Davis, escritor de fútbol y analista de transmisiones del FC Dallas. “La llegada de Messi añadirá mucho valor a los acuerdos con los medios de comunicación, a los clubes individuales y a la adquisición de jugadores. Estando Messi ahí, proporcionará más motivación para que otros jugadores se unan a la liga”.

La transacción de Messi podría ser más significativa para el fútbol estadounidense que cuando la leyenda brasileña Pelé salió de su retiro a los 34 años y pasó tres temporadas con el New York Cosmos en la década de 1970.

Para lograrlo, Beckham contó con poderosos aliados. A Messi se le ofrecen acuerdos de reparto de beneficios con Adidas y Apple, informó The Athletic, citando a personas familiarizadas con la transacción. Apple, tras el éxito del programa de fútbol Ted Lasso, firmó un acuerdo de US$2.500 millones por 10 años con la Major League Soccer para retransmitir partidos en su plataforma TV+. Por su parte, Adidas está tratando de recuperar parte de la considerable cuota de mercado que perdió en EE.UU. en favor de Nike Inc. tras el colapso de su franquicia Yeezy.

Incorporar a Messi también puede ser un punto de inflexión para Beckham y para el Inter Miami. Hace solo unos días, el club despidió a su entrenador en jefe, el excompañero de Beckham Phil Neville, ya que se encuentra en la parte inferior de la Conferencia Este de la MLS.

El club había sufrido múltiples reveses, con dos ofertas distintas para construir estadios frente al mar rechazadas por la ciudad. La propiedad también cambió, dejando a los hermanos multimillonarios Jorge y José Más como principales accionistas. Son propietarios de MasTec Inc, una empresa de infraestructuras de US$8.600 millones que construye parques eólicos, sistemas de alcantarillado y oleoductos.

Beckham, que fue capitán de Inglaterra, ganó el triplete con el Manchester United, fue galáctico del Real Madrid y marcó impresionantes lanzamientos de falta, ve al Inter de Miami como parte de su legado futbolístico.

“Por supuesto que quieres compararte con los grandes clubes desde el punto de vista financiero y, obviamente, también sobre el terreno de juego”, dijo Beckham en una entrevista concedida a la CNBC en 2020. “Queremos que nuestros hijos se presenten en el estadio dentro de 10, 15 o 20 años y digan que esto es lo que ha creado nuestro padre”.

Incluso antes de Messi, la suerte del Inter de Miami había empezado a cambiar. Mas y Beckham consiguieron el año pasado que los comisionados de la ciudad de Miami aceptaran un contrato de arrendamiento de 99 años para remodelar un club de campo propiedad de la ciudad y convertirlo en una propiedad de financiación privada que incluiría un estadio de fútbol, un hotel, un parque de oficinas, locales comerciales y un parque público.

Aunque el megaproyecto del estadio aún no ha comenzado a construirse, Messi encontrará en el Inter de Miami un hogar muy diferente del que disfrutó en Barcelona, el club en el que jugó desde que era un adolescente antes de fichar por el París Saint-Germain en 2021. La sede del Inter de Miami es el DRV PNK Stadium (pronunciado Drive Pink) en Ft. Lauderdale, Florida, que a veces se comparte con la Florida High School Athletic Association para los campeonatos estatales.

Apenas tiene capacidad para 18.000 personas, en comparación con las casi 100.000 del Camp Nou de Barcelona. Pero tal vez la apreciación de Miami por el deporte se recupere pronto.

“No hay mejor oportunidad para desarrollar un amor por la Major League Soccer que ahora, porque tendrán al mejor jugador de todos los tiempos jugando en Miami”, dijo Davis.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Cultura 11/06/2024 Casa Lefebre subastará mañana una obra de Fernando Botero desde $2.000 millones

La marca espera celebrar su octavo aniversario; adicionalmente, menciona que a lo largo de su actividad desde 2016 ha celebrado 32 subastas

Cultura 11/06/2024 "Estar preparado para el futuro y la innovación tiene que ver con el estado mental"

Frederik G. Pferdt, autor de ‘What’s Next is Now’, habló sobre su nuevo libro en el cual cuenta su experiencia y aprendizaje como el primer evangelista jefe de innovación en Google

Entretenimiento 13/06/2024 Los detalles de la producción detrás de la película Intensamente-2 que se estrena hoy

La primera parte de esta historia llego en 2015, fue ilustrada a través de riley, una niña que conoce la alegría, la tristeza, la rabia, el desagrado por medio de unos amigos que viven en su cabeza