Las personas pagarán una mensualidad con lo que podrán acceder a todo el catálogo de clases pregrabado y en vivo de la institución

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Entre las palabras del año según el diccionario de Oxford están sin lugar a duda pandemia, confinamiento y coronavirus, hechos que marcaron un cambio en la manera de vivir el trabajo, el estudio y hasta el ocio. Elementos que no eran fundamentales como la cocina cobraron relevancia y un lugar importante dentro de la vida familiar. Es por esto que se dio un boom en la búsqueda de recetas, cursos y capacitaciones para adentrarse en este mundo gastronómico.

Tras analizar esta necesidad Gato Dumas actualizó su plataforma de clases en línea y sacó membresías con más contenidos para ofrecer el que consideran es el Netflix local de la gastronomía. En entrevista con LR Carolina Parra, fundadora de Gatos Dumas, explicó qué traen y cómo funciona.

¿Cuál es la innovación que tiene la plataforma de Gato Dumas de contenidos educativos?
Desde antes de esta época pandémica habíamos diseñado nuestra plataforma gatodumasonline.com.co y la idea era poner en la plataforma una serie de cursos que teníamos pregrabados de los diferentes temas que manejamos. Hay cursos de cocina, pastelería, vinos, coctelería, café, etc, en general toda nuestra oferta. La idea era que la gente tuviera la opción presencial y la virtual para conectarse desde cualquier lugar. Lo que hicimos ahora es la posibilidad de que la gente se pueda suscribir. Así se paga una cuota para tener acceso a todo el universo de la plataforma, ya que entendimos que cuando a la gente le gusta la gastronomía, no solo entra y compra un curso sino que permanentemente quiere estar en actualización o aprendizaje.

Lo comparamos con las plataformas de TV donde uno no solo quiere ver una película. La idea es navegar de la misma manera y de forma dinámica, como en Netflix, donde vamos sumando cursos nuevos y por el valor de un curso se pueden conseguir todas las opciones de la plataforma.

¿Cómo se paga la suscripción y cuántos contenidos tienen?
Se puede pagar mensual, semestral o anual. Depende de lo que el usuario quiera. Tenemos 80 contenidos diferentes entre cursos y masterclasses y además tenemos unos kitbox adicionales a la suscripción, por si las personas desean recibir los ingredientes.

¿Qué técnicas tienen y qué cursos destacan?
En cursos tenemos básicamente todos los temas gastronómicos, pero por ejemplo destacamos un curso de chocolates y bombones, en el que la gente puede incursionar desde el cultivo del cacao. Contamos también la teoría y procesos, porque la idea no es solo llenar de recetas a las personas, sino dar conocimiento profundo y si por ejemplo la persona quisiera hacer un negocio de bombones este producto le da esas bases que necesita. Este es uno de los más vendidos.

Otro es el de panadería sin gluten porque la gente está buscando consumos con harinas alternativas. Ahí no solo muestra cómo hacer los productos sino cómo es el efecto de intolerancia porque se ha desinformado del tema. También enseña a identificar productos a simple vista.

Tenemos cursos enfocados a personas que quieren hacer negocios alrededor del sector gastronómico, incluso uno que enseña cómo implementar los protocolos de bioseguridad.

¿Cuánto invirtieron en la actualización de la plataforma? y ¿cuáles son las metas?
La plataforma se disparó a raíz de la pandemia. Antes tenía un uso muy discreto porque el mundo era presencial. Y apenas arrancó la etapa cambió, porque la cocina se volvió no solo de a quienes les gusta, sino que se convirtió en una base de la cultura general de las personas.

La gente descubrió además un mayor gusto y pasamos de tener 100 usuarios en el lanzamiento en 2019 a tener más de 4.000 en la actualidad y la idea es llegar a 10.000 usuarios activos. Además, es importante que llega a nivel nacional, lo que era más difícil cuando era presencial.

¿Todas las opciones son pregrabadas o también hay opciones en vivo?
Tenemos los dos tipos. Los online que es lo pregrabado y el onlife que se hacen en vivo y se anuncian también en la plataforma. El deseo es combinar. Y también hay foros una vez al mes que se pueden armar entre suscriptores, que funcionan sobre todo para los cursos que son de mucha complejidad.

LOS CONTRASTES

  • Mónica Ríos Chef docente de Gato Dumas Online

    “Gato Dumas Online es un canal que facilita llegar a más personas con nuestro conocimiento. Como docente de Gato Dumas, una de mis grandes pasiones es compartir”.

¿Los ingresos ya son representativos? y las ¿plataformas seguirán siendo importantes una vez volvamos a la “normalidad”?
Esta plataforma no representaba nada en 2019, y en este momento llega a 10% de las ventas. A futuro creo que van a coexistir los dos tipos de aprendizajes. Es igual a como cuando uno quiere salir a un restaurante o comer en casa. Las personas retornarán a los cursos presenciales, pero con algún conocimiento no siempre querrán estar pagando estos cursos, sino que buscarán la opción online para especializarse. No tiene que ver con la pandemia, sino con nuevas formas de consumo.

¿Habrá cursos con chefs internacionales?
Esa es la idea. Arrancamos con nuestro plantel de Gato Dumas, no solo Colombia, sino Argentina, y tenemos algunos invitados como Borja Blázquez o Roberto Nishida, pero la idea sí es sumar más nombres.

Balance del año de Gato Dumas
Para la institución fue el año más desafiante desde su fundación y fue el descubrimiento de oportunidades. “El tema de llegar a tener un alcance a nivel nacional con la plataforma fue fundamental y era algo que antes no veíamos posible por los desafíos que tenía la construcción de una sede. Así que vimos que nos pudimos acercar a todas las ciudades”, explicó Parra. Sobre las modalidades señaló que los estudiantes de programas técnicos están híbridos, con teoría virtual y prácticas en los laboratorios, y 100% de los aficionados están aún en las plataformas, donde la forma de materializar la experiencia es con los kitbox.