• Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

El Mustang de Ford, uno de los emblemas automovilísticos del país norteamericano, se podrá ver en la planta 86 del Empire State los próximos días 16 y 17 de abril. ¿Cómo lo subirán?

Cincuenta años cumple el Mustang de Ford en 2014. La firma automovilística americana va a realizar a lo largo del año un sinfín de eventos para conmemorar el aniversario. Pero sin duda, uno de los más relevantes será el que tendrá lugar los próximos días 16 y 17 de abril en Nueva York.

Coincidiendo con el Salón Internacional del Automóvil que se celebrará en la capital americana, el Mustang se expondrá en la planta 86 del emblemático Empire State. El motivo de tal evento no es otro que rememorar el ocurrido hace cincuenta años. Ford presentó la primera generación de este deportivo, en su versión descapotable, en el mismo edificio, en el observatorio situado en la planta 86, coincidiendo con la Feria Mundial de Nueva York, celebrada en 1964. En cinco décadas, Ford ha vendido más de nueve millones de unidades del Mustang.

Pero, ¿cómo subirán el vehículo? El Empire State se encuentra ubicado en pleno corazón de Manhattan, rodeado de numerosos edificios de considerable altura. Ninguna grúa cuenta con la altura necesaria para hacer llegar el vehículo hasta la mencionada planta. Al mismo tiempo, la elevada aguja de la que se agarraba King Kong en la película, impide que el Mustang pueda ser transportado en helicóptero.

La única opción que queda son los ascensores en los que el Mustang no cabe. Sin embargo, y como ocurrió hace cincuenta años, el Mustang subirá en tres partes. "Como buenos artesanos, los miembros de nuestro equipo miden dos veces y cortan una para asegurarse de que podemos subir el Mustang por los ascensores", afirma Dave Pericak, ingeniero jefe de Mustang. "Al igual que el equipo que ya lo consiguiera en 1965, el actual ha visitado el Empire State antes de empezar y tomó medidas detalladas de los nuevos ascensores y puertas antes de desmontar el coche".

Los miembros del equipo de Ford encargados de la preparación del coche que será expuesto han trabajado con datos proporcionados por programas informáticos para encontrar los puntos de corte precisos para que se puedan cargar en soportes a medida que quepan en los ascensores.

Una vez arriba, en apenas seis horas, los ingenieros montarán el Mustang para que los visitantes del observatorio del Empire State puedan ver el nuevo descapotable los días 16 y 17 de abril, desde las ocho de la mañana hasta las dos de la madrugada.