Artistas de más de 50 países participan en la primera exposición de arte en línea sobre el coronavirus. Diego Tamayo es el único colombiano

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

NY20+, We Need Art y Nongyuan International Art Village se unieron para organizar la primera exposición de arte que se realiza de forma virtual sobre el coronavirus, en la que se incluyeron obras de artistas de más de 50 nacionalidades, incluido el colombiano Diego Tamayo.

La idea del evento es dar a conocer las diferentes visiones que tienen artistas alrededor del mundo sobre la situación actual, además de llevar a las personas mensajes de cómo hacer frente a la situación y presentar una opción artística que analice lo positivo que se puede sacar de la pandemia.

“Esta situación es muy dura para el mundo del arte en general, sin embargo, esta es una oportunidad en la que los artistas digitales y los especializados en este tipo de arte ‘en pantalla’ ganarán mucho terreno en cuanto a la apreciación de sus piezas”, aseguró el artista y fotógrafo Juan Manuel García.

En la exposición el único colombiano es Diego Tamayo, quien presentó dos obras ‘El Mensajero’ y ‘El Monstruo o El Maestro’ con las cuales busca transmitir que el virus, más allá de ser algo negativo, es una ocasión para valorar un sinfín de cosas de la vida diaria y para entender el mensaje que el planeta nos está enviando.

LOS CONTRASTES

  • Juan Manuel GarcíaArtista y fotógrafo

    “Es una oportunidad para que algunos artistas con diferentes técnicas ganen terreno. Al ver obras de arte referentes al virus he visto cómo la creatividad es una gran forma de entendimiento”.

LR habló con Diego Tamayo sobre la experiencia en esta exposición y aseguró que uno de sus mensajes claves es que esta es una oportunidad invaluable para reinventarse.

¿Cuál fue la inspiración?

Con este cambio por el que está pasando el mundo todos tenemos que reinventarnos de alguna manera y lo primero que hice fue tomar acciones sobre este proceso. Veo noticias, lo que se habla en redes sociales y todo es muy negativo entonces como artista hice una reflexión de una manera más positiva sobre el coronavirus.

El virus es un agente de cambio porque nos ha obligado a quedarnos en la casa, a interiorizarnos, a compartir con la familia tiempos mejores y además a entender que todos dependemos de todos; aquí se puede enfermar desde el más rico, hasta el más pobre, y entre todos debemos ayudar.

¿Cuál es el mensaje clave detrás de estas obras?

Yo hice las obras pensando en dar un mensaje positivo a quien las viera, ese mensaje de ‘oiga, que este proceso sirva para que evolucionemos como seres humanos y no nos quedemos actuando como lo hemos hecho hasta este momento porque realmente el planeta nos está mostrando que no estamos haciendo las cosas bien’.

Desde nuestra posición debemos hacer algo, todos tenemos cierto tipo de habilidades y en eso debemos trabajar. En mi caso, mis habilidades son artísticas y mi expresión artística busca llamar la atención y hablar con la gente.

Las obras están llenas de color, ¿qué busca transmitir eso?

Todo el arte que yo hago está basado en el color. Primero yo me baso mucho en todo el tema chamánico, indígena latinoamericano que tiene mucho color, vibración, felicidad y eso es el color para mí; por eso las obras que hice del coronavirus tienen mucha vibra positiva, porque el color es alegría.

Hay personas bailando en una de las obras, ¿qué significa?

Precisamente eso, la alegría, la felicidad de entrar en un cambio interesante de este tipo de vida que llevamos para un tipo de vida nuevo y una evolución como seres humanos. Para mí todos en este momento somos uno y si yo pienso en mí, tengo que pensar en el otro para yo también estar bien.

¿Cómo esta crisis puede afectar el mundo del arte?

Nosotros como artistas, estamos todos reinventándonos y creativamente muchos de los artistas que yo asesoro han empezado a hacer eventos desde sus casas. Este es un gran momento porque nos hace movernos de manera diferente, nos hace reinventarnos y vamos a ver eso en todas las áreas del mundo, encontraremos otros caminos para hacer las cosas.