Los relojes se deben limpiar con agua y jabón neutro para que mantengan su brillo, además el secado debe ser con un paño suave

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

G-Shock, de Casio, compartió algunos consejos y cuidados que se deben tener con los relojes con el fin de prolongar su uso y asegurar su limpieza; además esta cuarentena puede ser una buena oportunidad para dedicarle algo de tiempo a estos artículos.

Se recomienda realizar la limpieza al menos una vez al mes con agua y un buen jabón neutro, colar la solución, y secarlo. De esta manera, se conserva el brillo y las características estéticas del reloj. Recuerde usar siempre un paño o material suave para evitar residuos químicos o agua. Si su reloj no es resistente al agua, use un paño seco y suave para limpiar caja y correa.

En caso de que la correa sea de cuero, evite que entre en contacto con agua, con sustancias grasas o con cosméticos así como a una exposición muy prolongada de sol para evitar el desgaste o la pérdida de color.

De igual forma, desde casa se puede limpiar el talco del reloj a fin de que este se mantenga libre de elementos que puedan obstaculizar la vista o dañar incluso la apariencia. Para hacer este proceso se deben utilizar paños suaves para evitar daños al vidrio.

De manera periódica, es importante contar con el apoyo profesional para hacer verificaciones de hermeticidad; un proceso que solo puede hacer un experto y al que se debe someter el reloj en los casos en los que está constantemente en contacto con el agua.

La batería es otro factor importante, pues los relojes vienen cargados inicialmente para trabajar de dos a 10 años. En el caso de los que cuentan con celdas solares, no necesitan de este proceso. Finalmente, debe estar atento al cambio de las correas, las de piel se deben cambiarse cada 12 meses, de resina cada cinco años y de metal cada 10 años.