OCIO Burbujas
jueves, 20 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ronald Schneider

Qué mejor momento para hablar de vinos espumantes que los días previos a la Navidad. Justo a tiempo para planificar las últimas compras nerviosas y no caer en el cliché de las burbujas francesas.

El ‘Champagne’ es un vino espumoso producido bajo un estricto procedimiento en la región así denominada en Francia. Cualquier otro espumante producido fuera de esta diminuta región no puede llevar este nombre.  
 
De ahí la importancia de saber que no todos los vinos de champagne son buenos, y que muchos de los productores se aprovechan de la denominación de origen y de sus elevados precios. 
 
Por eso a veces es mejor comprar un buen ‘Cava’ español o un refrescante ‘Prosecco’ italiano que un mal ‘champagne’, atraídos únicamente por el estatus que este trae a nuestras vidas.
 
A Colombia están llegando excelentes productos alternativos, a increíbles precios y altísima calidad, como es el caso del Prosecco.
 
Este vino no solo es la moda que está desplazando a las burbujas francesas alrededor del mundo, sino que a su vez es un vino serio, refrescante y en algunos casos hasta mejor que muchos otros espumantes del mundo. Como todo, hay unos mejores que otros. A la final del día, ¡el mejor vino es el que mas te gusta!
 
Se elabora a partir de la variedad de uvas Glera, anteriormente conocidas como uvas Prosecco. Estas crecen en muchas regiones de Italia, pero para poder elaborar Prosecco tienen que proceder de las regiones de Friuli-Venecia Julia y Véneto, en Italia; tradicionalmente en la región de Friuli para el Prosecco Friuliano; y en todo el Véneto, pero especialmente en las áreas cerca de Conegliano y Valdobbiadene, en las colinas al norte de Treviso, para el Prosecco del Véneto, considerado el rey de los espumantes italianos.
 
Es mi deber como sommelier romper el mito de los vinos espumantes y la celebración. Muchos tenemos la mala costumbre de acudir a las burbujas única y exclusivamente para hacer sonar el corcho y brindar. Estos vinos deben ser considerados para otras ocasiones, como lo es un aperitivo antes de una buena comida, o el acompañante perfecto entre los sólidos y líquidos. El maridaje.
 
Trata de experimentar con esta bebida y distintas comidas. Busca cuáles son los sabores que mejor se llevan de la mano, es decir, que al beber un sorbo después de ingerir el alimento, no compitan uno con otro y que  por el contrario, se realcen sus cualidades. 
 
Un ejemplo perfecto para ensayar es la combinación de un espumante con algún rollo de sushi que contenga algún ingrediente dulzón y cremoso, como es el caso del California Roll. Ya verán cómo la acidez y las burbujas del vino te limpian el paladar después de cada bocado, y te preparan para el próximo.