Un espacio que reunirá a cultivadores, chefs y arte.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Con la doble finalidad de renovar espacios urbanos que con el tiempo han perdido importancia y a la vez ofrecer la posibilidad de comprar exclusivos productos gastronómicos, llega a Bogotá Boho Food Market, una propuesta que mezcla la frescura del mercado campesino con una plaza gourmet.

Inspirado en lugares tradicionales de talla mundial como el Mercado de San Miguel en Madrid (España), la creación de este lugar crea una ruta directa entre el productor y el consumidor para que la experiencia de hacer mercado se convierte en algo totalmente diferente y se adquieran productos de muy alta calidad.

La iniciativa, que tiene prevista su apertura entre febrero y noviembre de 2018, contará con dos sucursales diferentes: una ubicada en el Centro Comercial Usaquén Plaza y la otra en la carrera 4 #17-66, en pleno centro de la capital.

“Queremos innovar y eso nos diferenciará de otras propuestas similares, sentíamos que en Bogotá hacía falta una propuesta así y por eso queremos darle una oportunidad a chefs, cultivadores y empresarios para que estén en un lugar premium, por un precio asequible y en puestos equipados con la mejor tecnología del mercado”, manifestó María José Ramos Raad, directora de desarrollo de negocios de Opera Inversiones Urbanas y líder del proyecto.

Con una inversión cercana a los $20.000 millones para las dos sedes, el proyecto busca ofrecer una amplia variedad gastronómica para que los clientes adquieran los productos de la canasta familiar y además tengan la oportunidad de probar platos tradicionales de países como Italia, España, Perú, México, India o Japón, todos ellos hechos al instante y por chefs nacionales e internacionales que estarán a disposición de los comensales.

“Serán dos ambientes diferentes, lo que buscamos es que el alma de la iniciativa sean todos esos cocineros y demás personas que hacen parte de este sueño, la idea es que cada uno pueda resaltar sus productos, que se inspiren y se incentive su creatividad para ofrecer exquisiteces culinarias en cada plato del mercado y así las personas se animen a tomar estos espacios como un plan diferente y de sano esparcimiento”, expresó Ramos Raad.

El proyecto generará aproximadamente 70 empleos directos e indirectos en cada sede entre cocineros, productores, músicos, artistas y demás gente relacionada con el ocio que le aporte a su desarrollo.

Según los promotores del proyecto, no se contará con marcas ancla, pues la intención es tener conceptos únicos, chefs reconocidos o personas con al menos 20 años de experiencia en el ámbito culinario, “no queremos ser una plaza de mercado normal sino una plaza premium con diferentes opciones de tipo gourmet”, añadió la líder del proyecto.

Además, en Usaquén se contará con una feria que tendrá 60 módulos de arte, bisutería, joyería, ropa, zapatos, artesanías, entre otras opciones que le darán otro toque más exclusivo a la experiencia y al lugar como tal.

Sobre estas nuevas propuestas, el presidente de Fenalco Nacional, Guillermo Botero Nieto, dijo que “son apuestas muy interesantes, pues las personas además de ir a comprar se pueden sentar a comer platos de calidad. Es un concepto similar a las plazoletas de comidas de los centros comerciales, pero mucho más exclusivo y sofisticado”.

Las opiniones

Guillermo Botero
Presidente de Fenalco Nacional
“Este tipo de proyectos hacen falta y además tienen un éxito que les ha permitido consolidarse en ciudades como Nueva York o Londres”.

Carlos Huertas
Chef Profesional
“Lugares como estos permiten garantizarle a los clientes un buen servicio, pues tienen todo a la mano y pueden apostar por la innovación”.