viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alejandro Rozo

Se acercan las novenas y la cena navideña, una ocasión que Unilever Middle Américas considera especial y propicia para entregar algunos tips que lo ayudarán a la hora de hacer el mercado:

1. Tenga en cuenta que para las noches decembrinas va a encontrar una amplia variedad de comida para que se de gusto. Por tal razón, para balancear el día, a la hora de hacer el mercado le recomendamos adquirir cereales y frutas frescas. No es recomendable consumir frutas después de las 7:00 de la noche, ya que el organismo no hace un buen aprovechamiento del azúcar.

2. Para el almuerzo, se aconseja consumir productos bajos en grasa como pan, pasta, arroz, papas, legumbres y frutas frescas, teniendo en cuenta que los alimentos con altos niveles de grasa combinados con el alcohol son irritantes para el organismo. En cuanto al licor, se recomienda que sea suave para que funcione como aperitivo.

3. A la hora de comprar la cena navideña se recomiendan que las aceitunas, ciruelas y quesos sirvan como entrada. Para el plato fuerte es importante tener en cuenta que la comida esté preparada en bajas cantidades de condimentos, sin perder el sabor y a la vez esté libre de lactosa.

4. El ahorro a la hora de comprar parte de medir las porciones por invitado para evitar los excesos y los desperdicios. Por ejemplo, tenga en cuenta que una lechuga alcanza para 10 personas y para la ensalada de papa, basta con contar una papa por persona.

5. A la hora de comprar productos frescos existen dos lugares: la plaza de mercado, para lo cual se recomienda lavar muy bien los alimentos y refrigerarlos; y los supermercados de cadena, donde encontrará productos frescos y libres de plagas o bacterias.

No consuma en exceso
Con diciembre llegan sus conocidas “bacanales” en honor al fin de año, donde la mayor alegría de las personas es estar con toda la familia para compartir noches agradables y donde la comida no puede faltar; buñuelos, natilla, tamales, quesos, picadas y dulces no pueden ser la excepción para celebrar la llegada de 2013.

Son muchos los hogares que se acogen a la tradición de una reunión familiar donde los excesos en la comida son una realidad cuando al otro día se evidencia el desperdicio y donde muchas personas desconocen qué tipo de alimentos pueden ser reutilizados o la mejor forma para conservarlos y no arrojarlos a la basura.

Por ejemplo, para la cena navideña es importante definir cuantos invitados se tiene previsto que asistan para luego definir qué menú se servirá y por persona, calcular los ingredientes, logrando no solo reducir el desperdicio sino también los kilos de más por el consumo superior de calorías recomendadas por día. No dejar los alimentos a la diestra de los invitados y refrigerarlos, ayudará a que el consumo sea moderado y a que los alimentos se conserven para nos botarlos.

En época navideña las invitaciones abundan y estas llevan a los excesos pero siempre es posible comer balanceado. Lo que debemos mejorar es el hecho de comer hasta la saciedad que es donde radica el problema, eso en el caso de nuestros dulces, harinas y frituras que son tan populares en esta época. Para el resto de los alimentos la recomendación es incluir más frutas y vegetales y disminuir el tamaño de las porciones.

Pese las porciones de carne que le dará a sus comensales
Para el caso de las carnes la medida está entre 150 y 250 gramos por persona en el caso de ofrecer solo una. Pero si de combinar se trata, es necesario dividir el peso entre las diferentes carnes que vayamos a servir. Si compramos carnes y quesos tajados, no compremos en peso sino en número de tajadas dependiendo del número de personas. El alimento que no vayamos a consumir almacenémoslo refrigerado.