.
TECNOLOGÍA Casi 3% del CO2 global es causado por los servidores donde se alojan los sitios web
sábado, 12 de marzo de 2022

Los servidores que usan los correos electrónicos para ser enviados generan un incremento en el consumo de energía en vatios de todos los datacenter

En medio de la crisis ambiental que atraviesa el mundo, hablar de la huella de carbono no se limita a las emisiones de CO2 que dejan los carros, las industrias, las fábricas, entre otras actividades de la economía humana. También se debe revisar el impacto medioambiental que tecnologías como el correo electrónico o las criptomonedas generan para el planeta.

El correo electrónico funciona con una serie de servidores de almacenamiento y de redireccionamiento que trabaja con un paquete de entrada que reciben todos los correos y los redirecciona hacia otras email, y toda esa lluvia de mensajes va quedando almacenada en unos servidores especiales, que aunque se van liberando tiempo después, siempre mantiene el almacenamiento lleno.

LOS CONTRASTES

  • Jhon Torres Jiménez Analista económico y experto en cripto

    “El Proof of Work es utilizado por criptos como bitcoin y tiene que utilizar equipos que están conectados 24 horas del día, consumiendo energía para resolver algoritmos”.

  • Daniel Felipe Montaña Ingeniero en Telecomunicaciones

    “Se dice que más o menos 3% del CO2 es provocado por todos los sitios web, ya que casi la totalidad de las personas tienen acceso a internet a través de celulares”.

Daniel Felipe Montaña, ingeniero en telecomunicaciones de la Universidad Piloto de Colombia, aseguró que “esto provoca un incremento bastante alto del consumo de energía en vatios de todo el datacenter y de las empresas, pues se dice que más o menos 3% del C02 es provocado por todos los sitios web, ya que casi la totalidad de las personas tienen acceso a internet a través de celulares, computadoras, tablets, entre otros dispositivos”.

Y es que según el portal de estadística alemán Statista se esperaba que para 2021, se enviaran y recibieran cerca de 320.000 millones de correos electrónicos diarios.

La huella ambiental cripto

Para validar transacciones en blockchain, las criptomonedas utilizan dos formas de consenso; una que se llama Proof of Work o prueba de trabajo (POW) y la otra que es conocida como Proof of Stake (POS).

“El POW es utilizado por criptomonedas como bitcoin, dogecoin o litecoin, que tienen que utilizar un montón de equipos que están conectados 24 horas del día, consumiendo energía para poder resolver algoritmos y así poder validar los bloques o las transacciones de la Blockchain”, explicó Jhon Torres, analista económico.

El experto advierte que en el mundo cripto, las empresas de minería son un negocio, y tienen que irse a lugares donde les sea rentable. “Por eso antes estaban en China, los sacaron y fueron a Kazajistán, pero también hay muchos que están en el sur de EE.UU., y se van allí es porque el precio de la energía es más barato y pueden conseguir o utilizar energías renovables”.

No obstante, el segundo consenso que usan las cripto, el Proof of Stake, funciona de manera diferente. “Aquí ya no se necesitan equipos de minería que estén conectadas 24 horas del día resolviendo algoritmos, sino que en este caso lo que hacen es que las cripto ya están en el mercado y en circulación”, agregó.

Según el Cambridge Bitcoin Electricity Consumption Index (Cbeci), que calcula la demanda de energía de la red bitcoin cada 24 horas, se estimó que el consumo anualizado de la principal criptomoneda del mercado llegó a más de 14.47 gigawatt (GW).

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA