Según el Dane, entre las cinco principales ciudades del país, el metro cuadrado cayó 2,6% en Cali y subió 5,15% en Cartagena

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Este fue un año, podría decirse, “bipolar” para el sector inmobiliario. A partir del segundo trimestre, todo se paralizó, la venta de vivienda nueva quedó estancada y sin mayores posibilidades como la mayoría de los sectores económicos por el covid-19. Pero, a la vez, y precisamente por los efectos que dejó ese virus en el bolsillo de los colombianos, para la segunda mitad del año todo se reactivó nuevamente gracias a los subsidios y beneficios que autorizó el Gobierno en materia de vivienda.

“El impacto del covid-19 ha alineado un sin número de factores en el mercado, que permiten concluir que no existirá un mejor momento para comprar vivienda en los próximos 100 años en Colombia. El covid llevó al Gobierno a darle un apoyo económico nunca pensado a sectores estratégicos, como la construcción”, explicó Luis Aurelio Díaz, gerente general de Grupo Oikos.

Y agregó: “De esta manera hoy en día se encuentran excelentes subsidios en el segmento VIS y no VIS. Actualmente, más de 82% de la vivienda en Colombia cuenta con subsidio para los compradores”.

Por el impulso estatal que está facilitando la compra de apartamentos y el freno a la demanda que dejó el covid-19 por unos meses, los precios de la vivienda nueva registran variaciones muy pequeñas en el precio por metro cuadrado respecto al trimestre anterior.

LOS CONTRASTES

  • Luis Aurelio DíazGerente de Oikos

    “Se generó una disminución en muchos de los segmentos de vivienda, llegando en 2020 a alcanzar una corrección cercana a 10,8% de disminución de precios”.

  • Juan Carlos Briceño Gerente de Area10 Inmobiliaria

    “Está tomando mucha fuerza, además de la vivienda nueva, algunos proyectos de renovaciones con las últimas tendencias que resultan más económicos para comprar”.

Según datos del Dane, de las cinco ciudades principales del país (Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla) es Cali la ciudad donde más cayeron los precios de vivienda nueva, exactamente -2,60%; mientras que Cartagena fue donde más subieron, con una proporción de 5,15%.

Los analistas vinculan la fuerte caída en los precios de Cali con la cifra de desempleo, indicador que en esa ciudad está en 25,2%. Aunque no es la más alta en el país, sí es la más alta entre las cinco ciudades principales.

En el caso del aumento de Cartagena, Juan Carlos Briceño, gerente general de la agencia inmobiliaria Area10, explicó que al ser una ciudad turística (y muchas veces elegida para planes de retiro) tiene oportunidades importantes de crecimiento en el mercado.

La capital de Bolívar, además, al ser uno de los principales centros turísticos del país, explican que también recibirá incentivos que el Gobierno otorga al sector turismo, por lo que sus proyecciones de recuperación económica son rápidas.

Este departamento es uno de los que ha crecido en el área aprobada con licencias para construcción. De 24 departamentos registrados por el Dane en la estadística de variación de área licenciada, solo ocho registraron aumentos en comparación con el año pasado, entre estos, Bolívar, con 96,5.

Volviendo al tema de la variación de los precios de vivienda nueva este año, el comportamiento en las otras ciudades ha sido el siguiente: en Bogotá los valores crecieron 1,15%, en Medellín aumentaron 1,96%, pero en Barranquilla cayeron 0,54%. El promedio del total nacional es de 1,35%.

“Desde hace tres años el sector constructor venía en una corrección de precios de la vivienda nueva generado por el auge vivido entre 2007 y 2017. Lo anterior, generó un aumento en el inventario de producto terminado y, por ende, un estancamiento o disminución en los segmentos, llegando en 2020 a alcanzar una corrección promedio cercana a 10,8% de disminución en los precios”, explicó Díaz.

Tales variaciones se dan en medio de una época en la que el sector tiene caídas en las ventas debido a la pandemia, razón por la que el Gobierno adelanta proyectos de ayudas y apoyos económicos para compradores.

“Las ayudas que está dando el Gobierno serán una oportunidad importante para la compra de vivienda en todo el país; sin embargo, es clave tener en cuenta para qué se está buscando el proyecto y qué tipo de vivienda es el que necesita. Dependiendo las necesidades, se puede buscar proyectos en ciudades y sectores cuyos precios estén considerablemente mucho más bajos que en otras, como, por ejemplo, Bogotá con los precios más altos del país”, afirmó Briceño.

Roberto Moreno, presidente de Amarilo, destacó las perspectivas positivas para el sector. “Se espera que las medidas del Gobierno tengan un impacto positivo y continúen incrementando la demanda de vivienda”.

Sobre el tema de la oferta, las cifras se mantienen. La zona con mayor número de proyectos disponibles a la venta (según datos de Camacol) a septiembre de 2020 es Bogotá D.C. con 717 proyectos, de los cuales 151 son vivienda VIS, 408 estrato medio y 327 estrato alto.

Le sigue Antioquia, con 562 proyectos, 109 VIS, 370 de estrato medio y 175 de estrato alto. Y luego Cundinamarca, con 446 en total (137 VIS, 251 son medio y 105 estrato ato).

La oferta se espera que aumente para finales de este año y comienzos de 2021 pues los cifras de licencias aprobadas se recupera poco según cifras del Dane. En febrero se registró una caída en el número de licencias aprobadas que poco a poco empezó a recuperarse en mayo, para alcanzar los 1,35 millones de metros cuadrados. Bogotá tuvo caída de -23,2%, Antioquia de -44,2%, Valle -48,1%, Atlántico -25,7% y Bolivar -10,3 en metros cuadrados licenciados.

El déficit de vivienda y las necesidades de la población en las ciudades
El mayor déficit de vivienda respecto al número de familias registradas en el último censo del Dane, según datos de Camacol, lo tiene Cartagena con 10,30%, seguida de Barranquilla con 5,10%, Bogotá 3,90%, Medellín 2% y Cali 1,90%. El promedio nacional es de 9,80% y en las capitales es de 5,30%. Del total de necesidades principales del sector, la que más prima es la referente a vivienda para nuevas familias con 77.141; y en la ciudad donde más se registra, es Bogotá con 48.466, seguida de Medellín en 18.424.