RIPE:
EL ECONOMISTA

Con la guerra comercial, el potencial para México es que podría generar un proceso de producción de insumos y bienes finales

El Economista - Ciudad de México

Con la reconfiguración del sector automotriz para alcanzar un mayor contenido regional en el nuevo acuerdo comercial trilateral, a México se le presenta una oportunidad competitiva “enorme” de sustituir importaciones de China hacia América del Norte, por un valor de US$100.000 millones, a través de la manufactura de 48 productos, afirmó Arturo Oropeza, vicepresidente del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

A raíz de la puesta en marcha del Tratado entre México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), a México le surge la oportunidad de producir artículos eléctricos, madera, papel, equipo de transporte, químicos, textiles, acero, minerales, herramientas, calzado, maquinaria, otros, bajo una política de estado basado en innovación y tecnología, consideró durante el seminario económico Covid-19, un día después, organizado por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

José Luis de la Cruz, director del IDIC, dijo que con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el potencial para México es que podría generar un proceso de producción de insumos y bienes finales que conllevaría a generar empleo, inversión y sería parte de una política industrial que permitiría la reactivación de la economía mexicana, que además, vendría en línea con la demanda del mayor contenido que solicita el T-MEC.

El acuerdo comercial establece nuevas reglas de contenido regional en el sector automotriz, principalmente, al pasar de una reconfiguración del 62,5% a 75%, lo que le pega directamente a México y lo obliga a sustituir importaciones, atraer empresas de China y producir localmente para alcanzar dicha regla; aunque también en el textil existe oportunidad de sustituir, aseveró.

“Simplemente en 50 productos, México tendría la oportunidad de aspirar a una sustitución de importaciones hacia América del Norte, de US$100.000 millones y esto es un primer acercamiento y es evidente que esta reconformación de choque de civilizaciones, en el caso de México, se presenta como una importante oportunidad”, acotó Oropeza, investigador de la UNAM.