.
GLOBOECONOMÍA Temer toma un respiro en crisis por corrupción en Brasil
lunes, 22 de mayo de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gestión - Lima

El presidente brasileño Michel Temer tuvo un respiro este domingo tras la suspensión de una reunión del principal socio del gobierno en la que iba a decidir sobre su apoyo al mandatario, acorralado en una investigación por corrupción.

Temer lucha por su supervivencia política desde que el miércoles el diario O Globo reveló una grabación en la cual presuntamente avalaba comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, preso por corrupción.

El socialdemócrata PSDB, aliado clave del centroderechista PMDB de Temer, suspendió un encuentro previsto para este mismo domingo en el que iba a decidir sobre si mantiene o no su apoyo al gobierno.

“No sabemos cuando tendrá lugar”, dijo a la AFP un portavoz de la formación.

Una salida del PSDB -que sufrió la caída estrepitosa de su presidente, Aécio Neves, suspendido como senador esta semana al verse implicado también en las grabaciones- implicaría un golpe de gracia para Temer.

La anulación de la reunión dio un respiro a Temer, contra quien aumentan los pedidos de renuncia o que sea sometido a un impeachment.

Temer asegura que las pruebas en las que se basa la investigación en su contra están “manipuladas”, y pidió al Supremp Tribunal Federal (STF) suspender las pesquisas.

El juez del alto tribunal Edson Fachin dijo que ese pedido será evaluado en el plenario el próximo miércoles.

Presiones

Pero Temer -que hace un año asumió el poder en sustitución de la destituida Dilma Rousseff- es objeto de crecientes presiones.

El colegio de abogados de Brasil votó el sábado abrumadoramente para interponer un pedido de “impeachment” ante el Congreso, que se suma a al menos ocho solicitudes previas.

Mientras, grupos de izquierda protagonizaron pequeñas manifestaciones en Brasilia y Rio de Janeiro, en tanto se esperaban más protestas en Sao Paulo.

Las movilizaciones podrían convertirse en otro factor de presión contra Temer, que se ha negado a renunciar pese a pedidos en ese sentido incluso desde su base aliada.

Y la izquierda -furiosa con Temer por su papel en la orquestación de la caída de Dilma así como por sus planes de austeridad- tomó el repentino escándalo en envuelve al mandatario como una oportunidad.

“Este es el resultado del golpe contra la presidente dilma”, dijo Mario Vitorio, un funcionario público de 55 años, en la protesta en Brasilia. “Queremos la salida de Temer, elecciones directas y el fin de sus reformas”.

El izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Lula da Silva (2003-2010) es uno de las convocantes de las protestas junto a sindicatos.

Sin embargo, las manifestaciones anunciadas por las organizaciones de centro-derecha, que hace un año movilizaron a millones en las calles para exigir el impeachment a Rousseff, fueron finalmente pospuestas aduciendo motivos de seguridad.

Coalición tambaleante
Temer ha contado con el beneplácito de economistas e inversores por sus reformas de austeridad de un lado y el odio del brasileño común del otro, convirtiéndose en un mandatario con una enorme impopularidad.

Su poder reposa en la coalición entre su PMDB y varios socios.

Pero el sábado sufrió la primera baja: la del pequeño Partido Socialista Brasileño (PSB).

Ahora, todas las miradas están puestas en el PSDB, su principal aliado, cuyas señales han sido poco claras: algunos líderes llaman a abandonar la coalición y otros urgen a la calma para que puedan avanzar las reformas económicas en el Congreso.

Con cuatro ministros en el gabinete, 47 diputados y 10 senadores, el PSDB representa un importante apoyo para sacar adelante las reformas y, llegado el caso, para decidir sobre un impeachment contra Temer.

De dejar Temer el poder ya sea a través de una renuncia o un juicio político, el Congreso debe votar un reemplazo para que gobierne hasta después de las elecciones de 2018.

No obstante, hay fuertes reclamos tanto de la izquierda como de la derecha para modificar la constitución y convocar elecciones directas de inmediato.

Vorágine de corrupción

La crisis que envolvió a Temer esta semana está vinculada con la operación “Lava Jato” y se precipitó tras la divulgación de la comprometedora conversación, que forma parte de delaciones premiadas por parte de ejecutivos del gigante mundial de la alimentación JBS, entre ellos sus dueños Joesley y Wesley Batista.

Fue Joesley el que grabó secretamente a Temer durante una reunión en la residencia presidencial a altas horas de la noche.

El STF abrió el jueves una investigación sobre el caso y el fiscal general, Rodrigo Janot, acusa a Temer de “obstrucción a la justicia” para impedir el avance de la investigación “Lava Jato”.

Un ejecutivo de JBS acusó a Temer también de haber recibido ilegalmente 15 millones de reales en 2014 (US$6.37 millones al cambio de ese año) por actuar en favor de la empresa.

Después de haber proclamado su inocencia y de haber enfatizado que no dejaría su cargo, el mandatario rompió un silencio de casi dos días y contraatacó el sábado diciendo que esa grabación fue “manipulada y adulterada”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Transporte 12/06/2021 Escasez de chips para vehículos en medio de auge por camionetas en Norteamérica

La disponibilidad de chips, sumada al aumento en la demanda, ha llevado a que los precios de los carros nuevos suban 8% en Canadá

Perú 11/06/2021 Crece la tensión en Perú a medida que se prolonga el conteo de votos electorales

Tras informes de que el JNE iba a extender el plazo para buscar nulidades, simpatizantes de Castillo comenzaron a reunirse en Lima

Hacienda 10/06/2021 Biden y Johnson se reúnen antes de cumbre del G-7 para afianzar relaciones bilaterales

La reunión se produce en medio de las tensiones entre Gran Bretaña y la Unión Europea por Irlanda del Norte y el brote de covid-19

MÁS GLOBOECONOMÍA