La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Marcela Chacón Sierra - mchacon@larepublica.com.co

Luego del inminente retroceso de la capa de hielo del Ártico en la última semana, la cual está en su mínimo registrado desde 1979 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), se prendieron las alarmas de los meteorólogos.

Sin embargo, aunque esta situación preocupe a los organismos ambientales, diversos sectores de la industria petrolera han discutido que esta es la mejor oportunidad para explotar la ahora cálida y accesible zona.

La dimensión del deshielo equivale a la desaparición de un área como las de España y el Reino Unido juntas, o la del estado de Texas, según la OMM. Aún así, Shell tuvo el visto bueno de Estados Unidos para la perforación de 427 metros de profundidad a 70 millas de la costa noroeste de Alaska, gracias a que el cambio climático permitió llegar en una misión exploratoria a sitios antes inaccesibles.

“Yo soy una de esas personas que más aplaude por un verano eterno en Alaska” dijo Peter E. Slaiby, vicepresidente de Shell Alaska, empresa que había invertido US$4.500 de millones en los últimos 7 años en esfuerzos para explotar las reservas de petróleo y gas en Beaufort y el mar Chukchi en el Ártico de Alaska, sin tener mucho éxito debido a las grandes capas de hielo.

Sin embargo, con el dato de la OMM del 16 de septiembre, la perforación de la zona sería más sencilla, pues la superficie mínima alcanzada este año por el hielo ártico es de 760.000 kilómetros cuadrados y está 49 % por debajo de la media registrada entre 1979 y 2000.

Esta disputa es importante para las firmas de petroleo, ya que el Ártico contiene el 22% de los depósitos de hidrocarburo del mundo, unos 20.000 millones de barriles de petróleo y más de 200 billones de pies cúbicos de gas natural.

Según Felipe Cárdenas Támara, director del grupo ambiental de la Universidad de La Sabana, el deshielo de los casquetes generan grandes consecuencias, no sólo medioambientales, sino también en el ámbito social. Es por ello que las petroleras deberían replantear sus estrategias en sostenibilidad.

“Uno de los principales problemas que tendremos a mediano plazo es el aumento del nivel del mar y las pérdidas de masa en el agua. Eso generaría inundaciones en islas de las zonas cercanas”, explicó.

Por su parte, el analista en medio ambiente, Gustavo Wilches, considera que la decisión de las petroleras es muy controversial, pues el futuro que pronosticaban las convenciones mundiales sobre las consecuencias del cambio climático hoy son una realidad y no hay por qué aprovecharse de eso.

“Los polos norte y sur y las regiones que los circundan cumplen una función importante en la regulación del clima del planeta. Los efectos de los deshielos en esas regiones también tendrán efectos globales”,aseguró.

Shell tenía previstas otras perforaciones antes de invierno, pero un fallo en el sistema de seguridad antiderrames durante la prospección, paralizó la misión.

Ante ello, Slaiby dijo que su compañía limpiaría los posibles derrames de petróleo en el Ártico con calentadores. Pero, su método es una duda para ambientalistas como GreenPeace, quienes afirman que la limpieza de petróleo en hielo no funciona, y afectará a pueblos indígenas así como ciertas especies de zorros árticos y osos polar, los cuales está en vía de extinción.

Pero de seguir el deshielo, los ganadores pueden ser más. Por ejemplo, las naciones con territorio en el Ártico, donde la temperatura está aumentando 4 veces más rápido que en el resto del mundo, también podrían ser beneficiados.

Shell buscará contratos en Kurdistán
Royal Dutch Shell está estudiando posibilidades en Kurdistán, dijeron fuentes, tras ver que sus rivales Exxon Mobil y Total se arriesgaron a enfrentar la ira del Gobierno iraquí con proyectos en la región autónoma del norte mientras desarrollan campos petroleros más importantes en el sur de ese país.

Shell ha estado cerca de conseguir contratos en la región dos veces antes, pero se retiró de los proyectos para no enemistarse con el Gobierno en Bagdad, que califica de ilegales todos los acuerdos firmados por el Gobierno Regional del Kurdistán. La empresa dijo que con el tiempo podrían materializarse un acuerdo.

Las opiniones

Gustavo Wilches Chaux
Analista en medio ambiente y desarrollo

“Este efecto no solo tendrá efectos locales, sino globales: pérdida de la fertilidad de suelos, pérdidas de cosechas, hambrunas y desplazados por causas ambientales”.

Felipe Cárdenas
Director grupo ambiental Universidad de la Sabana

“Ante la situación de Shell, se deben emprender iniciativas sociales como la de Green Peace para que las empresas petroleras evalúen sus proyectos en sostenibilidad”.