Desde la sede en San Francisco, que también pagó un impuesto de sociedades, aseguraron que ya abonaron la cantidad extra

Reuters

Las autoridades británicas impusieron el año pasado a Airbnb UK una factura adicional de impuestos de US$2,3 millones de dólares, según indicó la empresa el martes tras llevar a cabo una investigación.

La división británica de la compañía con sede en San Francisco (EEUU), que también pagó un impuesto de sociedades, dijo que había abonado la cantidad extra después de la solicitud por parte de las autoridades fiscales británicas (HMRC por sus siglas en inglés).

"Durante 2019, la empresa recibió una evaluación revisada del HMRC que resultó en un impuesto adicional de US$2,3 millones", indicó Airbnb UK en sus cuentas, a las que tuvo acceso Reuters.

Airbnb se enfrenta a la presión de Estados y reguladores de todo el mundo para asegurar que los usuarios de su plataforma —particulares que ofrecen sus casas en alquileres a corto plazo— pagan los impuestos apropiados.

Además de la factura de impuestos extra del año pasado, los documentos presentados mostraron que Airbnb UK pagó en 2019 US$1,4 millones en concepto de tributación de los beneficios. Los beneficios también aumentaron exponencialmente entre los dos ejercicios fiscales: desde US$585.000 en 2018 a US$7 millones en 2019.