La mayoría de empresas han estado diseñando planes de emergencia para evitar un despido masivo en los siguientes días

María Carlina Ramirez

El aparato productivo de Chile si bien depende en buena parte del cobre que ha estado cotizando en niveles mínimos de su historia, otra parte está atada al consumo y a la industria de bebidas.

En el contexto del Covid-19 las firmas han tenido que diseñar estrategias para que el impacto en sus finanzas no vaya a ser el detonante de una crisis empresarial que termine en quiebra de empresas.

Una de las compañías más importantes del país es Quiñenco, pues bien, el empresario y dueño del Grupo Luksic, Andrónico Luksic anunció a través de su cuenta de Twitter que Quiñenco y sus filiales en Chile no despedirán trabajadores durante los próximos cuatro meses.

“Sabemos que en esta crisis habrá muchas Pyme que lamentablemente deberán seguir otro camino. Pero, los que podemos, comprometámonos con cosas concretas hoy!!”, dijo en la red social, dando un parte de tranquilidad para la industria.

Según lo explica el Diario Financiero este grupo empresarial que reúne a compañías como Banco de Chile, CCU, Invexans, Enex, Csav y Saam ya tomó medidas frente a la crisis mundial por el coronavirus.

“En materia de créditos hipotecarios, los clientes del segmento Personas (personas naturales) de la entidad ligada además de Quiñenco a Citigroup podrán postergar el pago de sus cuotas de los próximos tres meses (abril, mayo y junio) hasta el final de su crédito”, reseñó el medio de comunicación.

Además, en su filial minera, Antofagasta Minerals, se decidió limitar temporalmente el número de trabajadores en sus faenas para poder cumplir con la distancia social mínima recomendada por los especialistas. Esta decisión significa disminuir en 75% los trabajadores.