Un número creciente de países está optando por subastar proyectos de energía renovable para generar electricidad a costos más bajos, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energías Renovables.

Bloomberg

Cincuenta países llevaron a cabo subastas en 2017 y 2018 para asegurar electricidad a través de tecnologías renovables, y la mitad de estas naciones lo hicieron por primera vez. Las subastas de una capacidad estimada de 97,5 gigavatios de energía correspondieron principalmente a proyectos fotovoltaicos solares, el 55% del total, y a eólica terrestre en un 32%, dijo el martes la agencia con sede en Abu Dabi en un informe.

"El uso de las subastas sigue aumentando, debido principalmente a su capacidad para revelar precios competitivos, la flexibilidad en su diseño y la posibilidad de adaptarse a las condiciones y objetivos específicos del país", dijo la  Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, por su nombre en inglés).

Los países que realizaron subastas por primera vez en 2017 y 2018 se concentraron principalmente en África así como en Asia central y occidental. La región del sur y este de Asia y el Pacífico representó aproximadamente la mitad de todas las subastas de los proyectos de energía solar fotovoltaica, señaló la agencia.

El sector de las energías renovables emplea a 11 millones de personas en todo el mundo, frente a los 10,3 millones de hace un año, dijo Irena