RIPE:
GESTIÓN

El alcalde del distrito de Machupicchu revela cómo se encuentra la recuperación del turismo en la localidad

Diario Gestión - Lima

Han pasado 15 días desde que la ciudadela inca Machu Picchu reabrió sus puertas ante la reducción de contagios de coronavirus en el Perú y tras estar casi ocho meses cerradas. Del mismo modo, el Ministerio de Cultura decretó que su ingreso sea gratuito a fin de que la ciudadanía pueda reencontrarse con los museos y sitios arqueológicos de todo el país.

Para el alcalde del distrito de Machupicchu, Darwin Baca León, ambas medidas han sido positivas porque han impulsado el turismo y permitido el reinicio de actividades en restaurantes y hoteles que permanecieron cerrados durante varios meses. Sin embargo cree importante, que el aforo del monumento arquitectónico pase del 30% al 50% o más.

“La población está reabriendo sus locales. Hay una demanda importante de turistas que todavía no han ingresado a Machu Picchu y están a la espera. En ese sentido, vamos a plantear que la capacidad de aforo aumente de 675, que es actualmente, a 1,250 o hasta 1,500 personas por día, que es mucho menos de lo que se recibe generalmente en una temporada baja”, señala a Gestión.pe.

En los meses de temporada baja, Machu Picchu recibe unas 2,500 personas por día. Ante ello, Baca considera que el aforo debería reducirse a la mitad, es decir a 1,250 visitantes a fin de continuar apoyando la reactivación de los servicios turísticos y pensando en las fiestas de fin de año. En temporadas altas el aforo llega hasta 5,000 personas.

Esta propuesta se debe tratar primero en el Consejo Directivo de la Unidad de Gestión del Santuario Histórico de Machupicchu (UGM). Después se debe plantear una reunión con el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) para que sea aprobado. El alcalde de la localidad confía en que una vez que el Gobierno de Francisco Sagasti designe titular de esta cartera, se podrá compartir la propuesta.

Los restaurantes ubicados en Machupicchu se dedica en su mayoría al turismo (90%). Estos locales han permanecido cerrados durante casi ocho meses producto del confinamiento y cierre de la joya arquitectónica. Algunas no soportaron el golpe y quebraron, pero las demás vienen abriendo ante el aumento de visitantes en los últimos meses.

En el caso de los alojamientos, los hoteles de cuatro estrellas y de lujo aún permanecen cerrados por la poca afluencia de turistas extranjeros. Los de tres estrellas y hospedajes de la localidad sí están atendiendo por el aumento de visitantes provenientes de Lima, Arequipa, Cusco y otras ciudades del país.

Recepción del turismoLa demanda de turismo en estos quince días ha aumentado porque muchas personas quieren ingresar a Machu Picchu. “Hay expectativa, pero como es limitado el aforo, algunos dejan de venir. Sin embargo, hay una buena respuesta. A medida que se sigan cumpliendo los protocolos, se podría aumentar el aforo”, indica Baca.

Asimismo, valora la decisión tomada por el Ministerio de Cultura de brindar ingreso gratuito al sitio arqueológico porque fomentará la llegada de turistas, quienes se alojarán en un hotel, comerán en un restaurante y pagarán a un guía para que los acompañe durante su visita. Señala que las entradas no se pueden revender porque en los boletos está impreso el nombre del beneficiario junto a su número de DNI, el cual debe ser presentado de ingreso.

“Estamos seguros de que si se aumenta el aforo vendrán más personas. Hay mucha interés de querer visitar Machu Picchu, vamos a plantear la propuesta. No podemos decir que haya 2,000 turistas diarios, pero sí ir aumentando la cantidad.

Hemos observado que no hay colas largas que preocupen, las personas están cumpliendo los protocolos”, explica.

El alcalde espera que se pueda concretar la reunión entre la UGM con los ministros de Turismo y Ambiente y se apruebe aumentar la afluencia de público en Machu Picchu.

Proyectos
El distrito tiene planeado recuperar espacios públicos para el desplazamiento de visitantes y evitar el riesgo de contagio del coronavirus. También planean retomar el proyecto en la montaña Putucusi, ubicada a 2,560 metros sobre el nivel del mar. Este contará con dos miradores para apreciar desde otro ángulo la ciudadela y el Huayna Picchu. Estos establecimientos podrían recibir 500 turistas al día.

También está el proyecto de mejoramiento de servicios de los baños termales.“El Mincetur también se comprometió financiar este proyecto. Vamos a insistir.

Si tuviéramos el presupuesto lo ejecutaríamos, pero no es así porque vivimos de los recursos que provienen al 100% del turismo. Por eso estamos esperando que salga el titular de la cartera de turismo para continuar con las coordinaciones”, menciona.

Finalmente, en la próxima reunión el UGM se evaluará la reapertura de nuevos accesos hacia Machu Picchu para descongestionar el ingreso principal. Uno de ellos es el camino inca, que podría ser habilitado las próximas semanas.