De las 39 economías analizadas por el Índice Mundial de Pensiones, Colombia quedó en el puesto 21 solo superado por Chile en la región

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Al sistema pensional de todo el mundo se le sumó un nuevo reto: la pandemia y la crisis que ocasionó. Mercer y CFA Institute evaluaron a 39 países en materia de jubilación en su Índice Mundial de Pensiones, en donde Holanda, Dinamarca e Israel lideran el ranking. De la región, solo Chile se encuentra en los primeros 15 puestos.

Colombia, a pesar de quedar en el puesto 21 de la general, es el segundo país de América Latina en el ranking, con una calificación total de 58,5 puntos sobre 100.

El indicador en el que peor le fue al país fue en sostenibilidad con un puntaje de 45,5. Este rubro equivalía a 35% de la calificación con la cobertura de la pensión, activos totales, gasto público, deuda pública y crecimiento económico.

El índice también evaluó la adecuación, con las subcategorías de beneficios, diseño del sistema de ahorros, ayuda del gobierno, propiedad inmobiliaria y activos de crecimiento, que equivalía a 40% de la calificación. Colombia obtuvo un puntaje de 62,5 en este rubro.

Integridad fue en la categoría en la que mejor le fue a Colombia con 70,5 puntos. Este rubro representaba 25% del puntaje global, y evaluaba la regulación, el Gobierno, protección, comunicación y costos operativos.

“Es importante resaltar que Colombia es el segundo mejor país latinoamericano dentro del índice, por encima de Brasil, México, Perú y Argentina. Tenemos características muy positivas como los niveles de ahorro, y otros bastantes deficientes como la coexistencia de regímenes y subsidios mal focalizados”, comentó David Cuervo, director de Bienestar Financiero y Patrimonial en Mercer Colombia.

Perú es el tercer país de la región en el índice, en el puesto 24; le sigue Brasil en el puesto 26; México en el 35 y Argentina de 38 casi al final del ranking.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio OliveraDirector de Econometría

    “Los subsidios mal focalizados llevan a que la calificación de sostenibilidad sea baja, con la coexistencia de regímenes son elementos que se deben reformar”.

Para los realizadores del índice la coyuntura actual se suma a otras problemáticas como el envejecimiento de la población, el entorno económico, las tasas de interés bajas, la recesión económica, menores rendimientos en las inversiones y las presiones financieros sobre los sistemas de ingresos de jubilación.

Además, se pone en duda si permitir el retiro anticipado de fondos de pensiones es una buena idea para alivianar la carga de los ciudadanos como lo hizo Chile o Perú, que permitieron retiros de hasta 25% del total de los ahorros en fondos.

“Resulta interesante mencionar que los dos principales sistemas de ingresos de jubilación en el Índice, Holanda y Dinamarca, no han permitido el acceso anticipado a los activos de pensiones, a pesar de que los activos de cada sistema de pensiones representan más de 150% del PIB del país, lo que demuestra la visión de largo plazo que dichos países tienen, en comparación con los países de Latinoamérica”, concluyó Cuervo.