Perú y Colombia son las naciones que más destinan dinero en este rubro debido a que tienen un retraso de varias décadas

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los países de la región deberían invertir alrededor de 6% anual de su Producto Interno Bruto (PIB) para cerrar la brecha existente entre la oferta y demanda de infraestructura.

A menos de un año de que concluya el periodo de la recomendación que realizó la Cepal para 2012 - 2020, LR llevó a cabo un sondeo para conocer cuáles son las principales obras de infraestructura que se están ejecutando actualmente y cuánto están invirtiendo los gobiernos de las naciones de la Alianza del Pacífico en este rubro.

La suma de la inversión pública y privada en infraestructura como porcentaje del PIB de Perú oscila 6,9%, la de Colombia está cerca de 6,4%, la de Chile ronda 3,1% y la de México es cercana a 2,1%, según los datos disponibles más recientes del BID.

Sobre el porcentaje de inversión de cada uno de los países, Aldo Olano, docente investigador de la Universidad Externado de Colombia, dijo que al hacer este análisis es fundamental tener en cuenta que México hizo inversiones importantes hace años. “Por ejemplo, este país cuenta con autopistas que no tienen nada que envidiarle a las que hay en Estados Unidos, tiene varias líneas de metro y otras obras, por lo que puede ser que su inversión haya bajado”, añadió el especialista.

Además de la razón por la que México no tiene un alta inversión en infraestructura en los últimos años, Olano también destacó que en Chile las inversiones son menores debido a que han llevado a cabo un mayor desarrollo en la parte de la costa, lo cual requiere una menor inversión y se puede ejecutar más rápido a diferencia de Colombia y Perú que tienen la mayor parte de su crecimiento en la zona de los Andes y un retraso de casi 70 años.

LOS CONTRASTES

  • Samuel Ortiz Velásquez Profesor de economía de la Unam

    “El plan de infraestructura anunciado por el actual gobierno es uno de los factores que estimularán en parte la confianza al sector privado para invertir”.

  • Aldo OlanoInvestigador en la Universidad Externado

    “La idea que se tiene con este tipo de inversiones es que los flujos de mercancía mejoren, con el fin de que esto tenga un impacto positivo en la economía de cada país”.

A pesar de las diferencias que hay entre las inversiones que destinan los países de la Alianza del Pacífico en temas de infraestructura, no hay que perder de vista que los cuatro están adelantando importantes obras que impulsarán el crecimiento económico del mercado regional en los próximos años.

“Lo importante de este tipo de apuestas es mejoran las condiciones de conexión de los productos o personas, lo cual al final se refleja en el crecimiento económico”, dijo Olano.

En el caso de Perú hay seis megaproyectos de infraestructura, los cuales son terminal Portuario General San Martín, ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez, terminal Portuario de Chancay, ampliación del terminal de contenedores Muelle Sur del Callao y proyecto de irrigación Majes Siguas II.

“Los trabajos de lado tierra (nuevo terminal) comenzarán a hacerse en septiembre de 2020 y se terminarán en 2024”, publicó Gestión. Con este megaproyecto del sector aéreo se atenderá a 35 millones de pasajeros durante el primer año de operaciones y la expansión en su totalidad (pista, torre y terminal) comprenderá US$1.500 millones de inversión.

La actual terminal será usada para vuelos privados y carga aérea comercial, de acuerdo con el medio peruano.

Sobre estás inversiones, Juan Carlos Ocampo, coordinador de Economía de la Universidad Privada del Norte, comentó que también existen proyectos de inversión privada muy importantes con vocación minera tal como Mina Justa y el puerto de Chancay. “Este último tiene una inversión de más de US$3.000 millones y está a cargo de Terminales Portuarios Chancay y la empresa china naviera Cosco Shipping”, informó Gestión. Se prevé que esta obra inicie operaciones en 2022.

El segundo país de la Alianza del Pacífico que en los últimos años ha venido apostándole a la inversión en temas de infraestructura es Colombia, el cual iniciará la construcción del Metro de Bogotá este año. Esta obra es la segunda más estratégica de Latinoamérica, según un informe publicado por la consultora de EE.UU. CG-LA.

Además del metro de Bogotá, en Colombia también se están adelantando la construcción de Autopistas de cuarta generación, con las que se han activado 1.450 frentes de obra en las principales regiones del país.

En el caso de México, el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura con el Gobierno Federal asegura que la iniciativa privada desarrollará un paquete inicial de 147 proyectos en todo el país. Se destacan el Tren Maya, y la Refinería en Dos Bocas de Tabasco.

Por último, Chile tiene un inversión prevista por más de US$20.000 millones (2018-2022). Algunas de las que se destacan son el Puente Industrial, Ruta El Loa y Aeropuerto El Tepual Puerto Montt.