Este movimiento le permitirá al país tener mayor acceso a recursos financieros a largo plazo y cooperación técnica para su desarrollo

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Luego de tres años de trabajo conjunto, México se convirtió en miembro pleno del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), lo que le permitirá al país tener un mayor acceso a recursos financieros de largo plazo, mayor cooperación técnica para el desarrollo sostenible y una silla permanente en el directorio de la multilateral.

El acuerdo se suscribió en el marco del aniversario 50 del CAF, entre el presidente ejecutivo de la entidad, Luis Carranza Ugarte y el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Arturo Herrera.

"Esta es una muestra muy clara de la confianza depositada en CAF y de la voluntad e interés político del Gobierno de México en profundizar los vínculos de trabajo con la institución, así como fortalecer su relacionamiento e integración con los países de América Latina, lo que cobra especial relevancia en la coyuntura en la que nos encontramos por motivo del covid-19”, expresó Carranza durante la firma.

Herrera también señaló lo importancia de fortalecer la agenda internacional en medio de la coyuntura actual que incrementó la necesidad de una mayor cooperación entre países y entidades. “CAF es una institución extraordinariamente noble con la idea de aportar al desarrollo de los países”, añadió el secretario.

Previo a la firma, México hacia parte del CAF como accionista serie C, y la entidad se encargó de apoyar a la industria de capital de riesgo a través de fondos focalizados en el desarrollo empresarial para las pymes. Ahora, el país pasó a ser accionista serie A.

Las relaciones entre México y el CAF han sido positivas, incluso, a inicios de 2020, se formalizó un préstamo por US$300 millones en el que se contemplarían acciones para reducir el costo de regulaciones, disminuir obstáculos y simplificar trámites y servicios para ciudadanos y empresas.

Tras la firma el presidente ejecutivo del CAF afirmó el compromiso de la entidad con la agenda de productividad y desarrollo en México, elemento que sería importante para generar condiciones que permitan un buen desempeño de la actividad económica; actividad empresarial e impulsar la innovación, inversión, crecimiento económico y bienestar social.