Europa se une a la tendencia. Las fuertes caídas de ayer dan paso a un leve rebote que es apoyado por una alza del petróleo

Diario Financiero

Como ha sido la tónica en los últimos jueves, los ojos de los inversionista se centran en lo que será un nuevo dato de solicitudes de beneficios de desempleo semanal en Estados Unidos, dato que se ha transformado en la evidencia más clara del profundo impacto económico que ha dejado el paso del Covid-19 en la economía norteamericana.

A la espera de la cifra, los futuros en Wall Street operan con leves ganancias ante la batería de resultados empresariales -más específicamente los bancos- que se han reportado esta semana. Antes de la apertura de la campana BlackRock Inc. informó de ganancias planas en el primer trimestre a pesar del brote, por su parte, BNY Mellon aumentó su provisión, mientras que Morgan Stanley reportó un ingreso neto por acción inferior al del año anterior, pero algunos resultados sólidos en ventas y operaciones.

"La realidad económica y la realidad de los resultados corporativos, en algún momento, deben conciliarse con los mercados", dijo a Bloomberg Tai Hui, Estratega jefe de mercado de Asia-Pacífico en JPMorgan Asset Management,

A esta hora el Dow Jones en su cotización futura opera 0,18% al alza y el S&P 500 subiendo 0,26%.

Europa se une a la tendencia. Y es que las fuertes caídas de ayer dan paso a un leve rebote hoy que es apoyado también por una alza del petróleo que lo deja nuevamente por sobre los US$ 20 el barril.

Con esto, el Euro Stoxx sube 0,63%, el Dax alemán 0,90% y el Cac francés lo hace 0,40%.

En Asia, el cierre del mercado arrojó una caída de 1,33% la el Nikkei de Japón y de 0,58% para el Hang Seng de Hong Kong.