La tasa de Perú está en 0,25%, la de Chile en 0,50%, la de Colombia en 2,75% y la de México en 5,50%. Algunas son históricas

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En lo corrido de esta semana y con el objetivo de continuar dándole un empujón a la economía por la crisis, el Banco Central de Chile anunció que mantiene la tasa de interés en 0,50%. Con esta decisión, el país que dirige Sebastián Piñera continúa con el tipo más bajo de los últimos 10 años y se convirtió en el segundo país que tiene la menor tasa entre los países que de la Alianza del Pacífico.

Tal como el emisor chileno, el resto de bancos centrales de las naciones de la Alianza del Pacífico también han anunciado ajustes de sus tasas, hasta el punto que las han llevado a ubicarse en mínimos históricos, como en Colombia y Perú, donde el tipo de interés es de 2,75% y 0,25%, respectivamente. Mientras que en México, está en 5,50%, la más baja desde 2016.

Las reducciones conocidas en los últimos meses por cada uno de los emisores de las cuatro naciones han sido denominadas por algunos analistas y medios internacionales como históricas, ya que, por ejemplo, la de Colombia continúa por debajo de la inflación, algo que no ocurría desde 2015 y la de Perú es la más baja que existe en la actualidad entre los mercados emergentes según Gestión.

Sobre el caso de Perú, Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía de la Universidad Privada del Norte de Perú, aseguró que la decisión del banco de su país ha permitido que se aprecie una mayor liquidez en el sistema financiero que está beneficiando a grandes empresas. Sin embargo, aún falta desarrollar productos financieros enfocados para ayudar a las Pyme.

En línea con esto, Ricardo Bonilla, economista de la Universidad Nacional de Colombia, explicó que “estas bajas son históricas, pero han sido obligadas por la situación que atraviesa no solo el país, sino el mundo. Estas movidas responden a que los bancos centrales deben hacer todo lo posible para evitar que el crecimiento económico se vea lo menos afectado”.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos OcampoCoordinador de economía de la Universidad Privada del Norte

    “Se aprecia una mayor liquidez en el sistema financiero que está beneficiando a las grandes empresas. Se deben desarrollar productos para las Pyme”.

  • Ricardo Bonilla Economista de la Universidad Nacional

    “Las reducciones por parte del Banco de la República son una señal clara para el mercado, pero los bancos comerciales han tomado decisiones que van en contra de esto”.

La reducción histórica a la que hace referencia Bonilla ha tenido lugar en Colombia debido a en los últimos tres meses, marzo, abril y mayo, el Banco de la República redujo la tasa en 50 puntos base en cada uno de los encuentros mensuales. En cada reunión se conoció un nuevo mínimo en el país.

“Aún se puede continuar bajando la tasa porque no hay ningún problema con la inflación hasta ahora. Esta deberá a retornar a sus niveles anteriores, una vez se controle la crisis causada por la pandemia del nuevo coronavirus”, agregó Bonilla.

Los bancos centrales de estas naciones no solo han anunciado recortes en sus tasas de interés para proveer de liquidez y preservar el funcionamiento del sistema financiero, sino que también han dado a conocer sus proyecciones de crecimiento. Por ejemplo, el Banco Central de México prevé una contracción del PIB de ese país de entre 4,6% y 8,8% al cierre de este año.

En Chile, el banco central tiene previsto que la economía del país se contraerá entre 5,5% y 7,5% este año. Mientras que en Perú, según información publicada por Gestión, “el Banco Central de Reserva (BCR) proyectó que este año el PIB caería en 12,5%, afectado por el impacto de la cuarentena, pero repuntaría en 2021 con un crecimiento de 11,5%”. En Colombia, el Banco de la República estima que la economía caerá entre 2% y 7% al cierre de este año. Todos estos pronósticos igual o más negativos que los del Banco Mundial y la Cepal lo que demuestra el duro impacto del covid.

En Brasil también hay recortes históricos
Según información de Reuters, “el Banco Central de Brasil recortó su tasa de interés en 75 puntos básicos a un mínimo histórico de 2,25%, como esperaba el mercado, y dijo que había poco espacio para más estímulo monetario que respalde a una economía asolada por la pandemia del nuevo coronavirus. Esta fue la segunda rebaja consecutiva de 75 puntos básicos, y las autoridades del organismo parecieron alejarse en algo de su directriz del mes pasado de que 2,25% sería un piso temporal. Las proyecciones indican que la economía de Brasil se dirige a su peor caída anual en los registros”.