El Producto Interno Bruto creció un 0,1% respecto al trimestre anterior

Bloomberg

La economía de México esquivó la recesión en el segundo trimestre, lo que sorprendió a la mayoría de los analistas, aunque registró un crecimiento muy por debajo del ritmo prometido por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El producto interno bruto creció un 0,1% respecto al trimestre anterior, frente a la estimación media de una contracción del 0,2% en una encuesta de Bloomberg, según datos preliminares publicados el miércoles por el instituto de estadística. La economía se contrajo un 0,7% respecto al año anterior, más de la caída del 0,3% estimada por los economistas. Las cifras definitivas se darán a conocer el 23 de agosto.

López Obrador ganó las elecciones en una victoria aplastante hace un año, prometiendo una gran cantidad de programas sociales e inversiones estatales para impulsar el crecimiento a una media del 4% por año. Pero eso choca con otra promesa de una ruptura profunda con políticas económicas del pasado. Al recortar los presupuestos gubernamentales que él considera lujosos y frenar la privatización del sector energético, ha golpeado la confianza de los inversores y ha ralentizado el gasto público.

El presidente, conocido como AMLO, dijo a Bloomberg en una entrevista esta semana que la medida del éxito de México a través del crecimiento económico es un concepto neoliberal obsoleto, y que quiere tener en cuenta el bienestar y mejorar la distribución de la riqueza.

AMLO dijo que si bien respeta la autonomía de Banxico, le gustaría que el banco central redujera su tasa de interés del 8,25%, la más alta en diez años, para impulsar el crecimiento.

Su nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien ha dicho este mes que está muy lejos de pensar que el país está entrando en recesión, presentó un plan de gastos de US$25.000 millones el lunes para impulsar el crecimiento. Herrera ha reemplazado a Carlos Urzúa, quien dimitió de su cargo enojado por las políticas de administración de AMLO.

México crecerá un 1,0% este año, el ritmo más lento desde la recesión de 2009, según una encuesta de Bloomberg publicada antes de los datos de hoy.